Desde hace un par de años, la creación y distribución de contenidos, como estrategia de marketing, pasó de ser una tendencia a una necesidad para cientos de compañías que buscan la manera de seguir siendo relevantes en la vida de sus clientes, pero sin ser intrusivos.

Llámese white paper, infografías, artículos de opinión e investigación, blogs, video, entre otros, son el tipo de formatos de los cuales las empresas disponen para llegar puntualmente a su público y con esto generar leads e incrementar sus ventas, que entre corporaciones de América Latina son los dos principales objetivos para implementar una estrategia de content marketing, de acuerdo con genwords, región en donde poco más del 74 por ciento de las compañías sí hace uso de este tipo de mercadotecnia interactiva.

Puedes consultar:

Marketing de contenidos: 7 formatos que aumentan la interacción y ventas.

¿Qué factores considerar, al momento de crear contenido de calidad?

Hace unas semanas Google informó sobre los cambios realizados en su algoritmo, situación que ha traído consigo cierto nivel de preocupación, pues esto podría perjudicar su posicionamiento al momento de que un usuario realiza búsquedas.

Para evitar esto, y bajo la premisa de continuar con la creación de contenidos de alta calidad, que sean realmente relevantes para los usuarios, a continuación se presenta una serie de factores que las empresas deben considerar, al momento de generar contenido de alto impacto.

  • Originalidad; es decir, crear contenido que satisfaga necesidades específicas del público meta, el cual esté basado en datos numéricos, investigación, fuentes confiables, así como con una redacción o presentación visual diferente y atractiva.
  • Que sea coherente con la estrategia, así como con la comunicación, valores e imagen de la marca, por lo que debe haber una definición correcta de la audiencia, al igual que de los objetivos, formatos, KPI’s y otros puntos básicos.
  • Hacer una correcta selección del formato, algo que también requiere un pleno conocimiento de la audiencia.
  • Oferta de valor, lo cual remite a los formatos más convenientes, así como al tipo de información ofrecida, la cual debe estar apoyada en fuentes confiables, datos estadísticos, entre otros.
  • Recursos de apoyo: esto se refiere a la integración de links hacia otras notas relacionadas con el tema abordado, a manera de recomendación.
  • Cuidar la narrativa, semántica y gramática del contenido en texto; en el caso de un audiovisual revisar los elementos gráficos, su montaje y otros aspectos.
  • Estructura SEO.
  • Realizar acciones que ayuden a optimizar la conversión y así generar el call to action deseado.

Te sugerimos:

Content marketing: ¿Qué es la curación de contenido y cómo beneficia a las marcas?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL