Desde el año pasado el tema de modificar el etiquetado frontal ha sido una constante no solo entre empresas, sino también a nivel gobierno.

En septiembre de 2018, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) rechazó la posibilidad de cambiar el etiquetado en empaques de alimentos y bebidas procesados en México, hecho que sucedió luego de que dos años antes la organización civil denominada El Poder del Consumidor interpusiera un amparo mediante el cual exponía que la información disponible en las etiquetas de latas, envases y botellas de alimentos y bebidas no era del todo inteligible, además de ser engañoso sobre la cantidad de azúcares y sal que muchos de ellos contienen.

Te sugerimos: SCJN desecha la posibilidad de cambiar etiquetado en alimentos y bebidas.

Un año después de esto, la Cámara de Diputados aprobó un cambio en dicho etiquetado, a fin de que la información mostrada al consumidor sea clara y se señalen los niveles de azúcar, sodio, grasas saturadas y calorías que contiene cada producto, iniciativa que ahora ha pasado al Senado para su revisión.

Puntos clave de nuevo etiquetado frontal

Ante la discusión que ya se da el Senado, y tras varios debates sobre el tema, hay ciertos puntos clave que se deben conocer respecto a este nuevo etiquetado frontal que los diputados propusieron, entre los que destacan 5:

  • Cualquier producto alimenticio o bebida que contenga calorías, grasas saturadas, azúcares y sodio, superiores a las establecidas, deberá informarlo en las etiquetas del producto a manera de advertencia.
  • Para destacar la información, se deberá hacer uso de un octágono con fondo negro y borde en color blanco, que en su interior tenga la leyenda “alto en”.
  • Etiquetas y contra etiquetas en alimentos y bebidas no alcohólicas deberán ofrecer al consumidor datos claros e inteligibles que comuniquen el tipo de ingredientes que llevan consigo.
  • Información publicitaria no se considerará como parte del nuevo etiquetado.
  • La etiqueta frontal debe estar separada de algún elemento de promoción o publicitario para así distinguir los datos nutricionales.

El Departamento de Investigación de InformaBTL realizó un estudio sobre packaging en México. Entre los resultados obtenidos se reveló que un 65 por ciento de los consultados aseguró que un empaque sí influye notoriamente en su decisión de compra.

Te sugerimos: 7 Características de un packaging que llaman fuertemente la atención del consumidor.

En cuanto a lo que revisa el consumidor en un packaging, la fecha de caducidad e información nutrimental son los dos datos más relevantes, con 45.5 y 26.4 por ciento, respectivamente.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL