La desnutrición que amenaza a la vida de los venezolanos, especialmente a la de los niños, aumenta en medio de la acentuada escasez de alimentos y productos básicos que registra el país. Así lo destacó Huníades Urbina Medina, presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría (SVPP), tras afirmar que el hambre se está haciendo tan evidente que medio país ha perdido peso.

“Esta situación es sumamente preocupante porque vamos a tener una generación de minusválidos desde el punto de vista cognitivo, morfológico y psicológico”, advirtió Urbina Medina a la agencia ANSA.

A diferencia de lo ocurrido en 1987, cuando por ejemplo en el hospital J.M. de los Ríos de Caracas se llegó a ver tres o cuatro niños con desnutrición severa, “ahora la estamos presenciando a diario comenta el experto Urbina.

En el hospital Domingo Luciani (estado de Miranda) se reportaron entre 15 y 20 casos el mes pasado. El problema de la desnutrición es que lo que no crece y no se desarrolla en su momento no se recupera, eso es lo grave. Para Urbina, se trata de una realidad triste que está afectando a toda una generación y que no tiene precedente en el país.

Además del desabasto, las empresas están en graves aprietos en cuanto a los productos, insumos y comercio debido a las restricciones del gobierno. La pregunta es: ¿qué pasará con Venezuela si continua por este camino?

A woman standing next to empty shelves in shop ** Note: Slight graininess, best at smaller sizes ** Note: Shallow depth of field

Fotos: Bigstockphot

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL