El punto de venta es quizá el espacio más importante para muchas marcas (especialmente para aquellas de consumo, aunque no de modo exclusivo). Sin embargo, una tienda no sólo es lo que contiene o los productos que se encuentran en sus anaqueles, sino que es también todo aquello que le rodea, cómo, por poner un ejemplo, los materiales promocionales que le rodean o que se encuentran a la periferia del lugar donde está ubicado. Sin embargo, uno de los componentes que más destaca cuando es el escaparate. ¿Qué elementos debe contener? En las siguientes líneas mencionaremos algunos de los más importantes.

Puede resultar obvio, pero no lo es. Un escaparate debe tener en todo momento los productos que se comercializan al interior del punto de venta. De nada sirve tener una tarjeta de presentación (que es la función que regularmente tienen estos sitios) sin al menos un elemento que indique cual es su oferta.

Respecto a este punto es fundamental mencionar que los productos que se encuentren expuestos en el escaparate deben estar siempre actualizados. Es decir, los bienes que se encuentren en la vitrina deben ser los que se está vendiendo en ese momento en la tienda. Puede resultar decepcionante para el cliente entrar a una tienda y ver que lo que se está promocionando en su exterior simplemente ya no está disponible.

Hay un debate sobre si en el escaparate debe colocarse el precio de los productos. Sin embargo, es mucho mejor que el cliente sepa en todo momento cuánto cuestan los artículos para que tome una decisión informada. Cabe destacar que este componente puede ser aprovechado desde la vitrina para captar la atención de la gente a través de una sólida estrategia de precios.

Otro de los aspectos que no puede faltar en dicho espacio es algo más abstracto: una historia. Una vitrina que tiene un storytelling de por medio puede ser considerablemente más exitosa.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL