La tienda Louis Vuitton ha cerrado recientemente tres tiendas en China, lo cual tiene una gran repercusión en la industria de la moda y el lujo en el mundo, puesto que el país asiático ha sufrido una desaceleración en sus ventas, motivo por el cual también otras marcas de retail han cerrado tiendas en esta nación.

Notas relacionadas:
¿Cuál es el momento idóneo para que los retailers publiquen en Facebook?
6 tendencias clave del shopper Latinoamericano
La ciencia detrás de las experiencias de marca

El caso de Louis Vuitton se suma al de otros retailers que han decidido reestructurar sus planes de expansión en el gigante asiático, pese a que en este país se da una oleada de nuevos ricos, una generación conocida como bao fa hu.

De acuerdo con el Financial Times, la marca de lujo quizá cierre ocho tiendas más en otras ciudades de China además de las tres de sus tiendas en Guangzhou, Harbin y Urumqi, lo cual representa más del 20% de sus tiendas en este territorio.

Esto significaría cerrar más de la quinta parte de la exposición que Louis Vuitton mantiene en China. Se quedaría con menos tiendas y mejor posicionadas y no tendría, según los analistas, más que 50 puntos de venta en ciudades principales, esto debido a que los datos del último trimestre indican que no han ido bien las ventas de la marca de lujo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL