• El peso nuevamente perdió terreno frente al dólar, de tal modo que se cotizó arriba de las 24 unidades.

  • Para marzo de 2018, el dólar se cotizó en 18.17 pesos por unidad, desde entonces, ha perdido más de cinco pesos por cada pieza.

  • Hasta el momento se han registrado más de 200,000 casos por coronavirus COVID19 en todo el mundo, según cifras de la OMS.

La economía de México había comenzado el 2020 con el pie derecho: después de una amplísima serie de negociaciones, se llegó a un acuerdo con Canadá y Estados Unidos sobre la reformulación de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para transformarlo en el T-MEC. Sin embargo, después de esta buena noticia, le han seguido otras que han puesto en un punto de inflexión al desarrollo del país, como es el caso de la guerra de precios de petróleo de Arabia Saudita, mientras que otro caso es la expansión del coronavirus COVID19, el cual cada vez le resta menos valor al peso frente al dólar.

La mañana de este miércoles 18 de marzo, el peso perdió nuevamente terreno frente al dólar, de tal modo que en la madrugada no sólo llegó a la barrera de los 24 pesos por cada divisa estadounidense, sino que la rebasó, según se dio a conocer en las negociaciones interbancarias.

Para comprender qué tanto valor ha perdido el peso frente al dólar en los últimos años, de acuerdo con datos de Statista, se estima que el billete verde se cotizaba en 18.17 pesos por unidad. Contrastamos esta cantidad con el valor que tiene actualmente, podemos percibir como en poco menos de dos años perdió más cinco pesos.

De hecho, de acuerdo con comentarios realizados por Banco Base, se comenta que el peso a acumulado pérdidas por una cantidad equivalente al 30.2 por ciento de su valor, debido en gran medida por la incertidumbre que ha anidado entre los inversores, debido a la expansión por el coronavirus COVID19, patógeno que ya suma más de 200,000 enfermos en todo el mundo.

En el caso específico de México, la cantidad de casos reportados asciende a los 93 en todo el territorio nacional; sin embargo, la mayor concentración se encuentra en entidades como la Ciudad de México o el Estado de México, según explican autoridades federales.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL