El mundo que nos espera

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Los análisis y opiniones de lo que sucederá ahora que regresemos a la nueva normalidad están a la orden de día. Todos tienen un punto de vista o argumento distinto. Hay quien cree que los hábitos de consumo cambiarán completamente y que seremos una sociedad que comprará sólo lo necesario, hay otros que defienden que, una vez que podamos desarrollar nuestras vidas con un punto moderado de seguridad, todo regresará a ser igual, incluso hay fatalistas que creen que ya nunca seremos los mismos y la sociedad está condenada a seguir distanciada por siempre. Pero hay un punto en el que la mayoría coinciden, y es que el futuro es más incierto que nunca.

La incertidumbre se ha adueñado de la economía, de la sociedad, de los planes a futuro y, por tanto, de las decisiones al respecto, y cuando la incertidumbre se apodera del poder de decisión es cuando surgen los problemas, grandes problemas, pues se empiezan a tomar decisiones que en una situación “normal” parecerían irrisorias pero que hoy, motivados por el miedo, parecen el paso correcto o el más seguro.

¿Pero realmente el futuro ha cambiado tanto? La realidad es que no, lo que cambió es nuestra percepción sobre él, sobre el riesgo latente de la incertidumbre, de pronto nos hemos percatado que cualquier plan a futuro que hagamos, podría no llegar a realizarse, pero debemos recordar que el futuro es incierto por definición ya que, si alguien supiese lo que va a pasar antes de que pasara, sería un profeta y seguro más de una  empresa o gobierno lo tendría en nómina y  lograríamos evitar las grandes catástrofes de la humanidad, pero eso no existe.

Como mencioné antes, lo que cambió es la percepción, pues antes de todo este cambio las decisiones “informadas” se tomaban con los datos disponibles que se creían más pertinentes pero no por ello el futuro perdía su incertidumbre, pues siempre puede pasar algo que afecte al entorno. Por poner un ejemplo, cuando se compraba un boleto para ir a ver un estreno en el cine, se hacía sabiendo que sucedería en una fecha y hora determinada, se planificaba lo que se debía hacer para lograr llegar a tiempo a ver la función, por ello, se tomaba la decisión, pero se obviaba la incertidumbre que dicho acto implica, ya fuera que surgiese un imprevisto de trabajo, un problema de salud, o que hubiese un accidente en el trayecto y no se pudiese llegar a tiempo, incluso que cayera un rayo que nos partiera por la mitad; se minimizaban dichos riesgos y se tomaba la decisión, ya que, de otra forma, nunca se decidiría nada, se estaría paralizado por el miedo y la incertidumbre.

Hoy sabemos qué es lo que está afectando la realidad, tenemos pronósticos y estimaciones de lo que puede pasar y cuándo y está bien esperar a tener más información, a conocer mejor al enemigo, nadie espera ni recomienda que salgamos a correr en la oscuridad en un terreno desconocido, pero hoy menos que nunca, podemos dejar que el miedo tome las decisiones, es mejor tomar una mala decisión informada que tomar una mala decisión por miedo, pues esta última remuerde y consume.

Y no, no estoy sugiriendo o diciendo que estar en casa sea malo o que debemos salir sin precauciones y seguir con nuestras vidas normalmente, estoy diciendo que a pesar de todo, hay información disponible, más que nunca y no se debe permitir que las decisiones sean tomadas por un miedo de algo que no es del todo desconocido, los tomadores de decisiones tienen la responsabilidad y la obligación de informarse lo suficiente y tomar con seguridad la que consideren como mejor decisión, no hacerlo resultaría atroz y abominable, pues hay quienes confían y dependen de su criterio y profesionalismo.

Aún hay muchos riesgos allá afuera que no conocemos y que afectarán de una u otra forma nuestros estilos de vida, eso es inevitable, lo que debemos evitar es que el miedo tome las decisiones o nos paralice. Recuerda, así como hay cientos de riesgos también hay miles de oportunidades en el mundo que nos espera.

Recomendación del día
Únete a InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.