El futuro del retail

4051

En los últimos meses con la pandemia por Covid-19, la venta minorista ha sufrido cambios, sobre todo en temas de crecimiento. Según estimaciones de eMarketer, las ventas retail físicas disminuyeron casi 14pp.

Y mientras que en 2019 las ventas online tuvieron un crecimiento del 11% YoY, en lo que va del 2020 creció hemos visto un crecimiento de más del 100% YoY,  desde que empezó la pandemia.

Para tener una perspectiva más clara de esto, podemos ver que solo en Estados Unidos las ventas minoristas online ya representan el 18% de las ventas totales de retail.

Esto representa un reto para las marcas que no están totalmente digitalizadas y que su foco no se encuentra aún en las ventas online. Este cambio está formando un nuevo ecosistema retail, en el que si quieres mover las ventas debes pensar en nuevas maneras de satisfacer las demandas de los consumidores, sobre todo en un entorno post coronavirus, donde el distanciamiento social y el ahorro de tiempo en tienda serán la nueva norma.

Los factores que desde ahora están moldeando las nuevas experiencias retail son el clic y recoger en tienda, simplificación del pago online a través de móviles e incluso el pago sin caja, como el modelo Amazon Go. Todas estos factores están relacionados a una sola cosa: la conveniencia.

A pesar de que muchas personas extrañan las compras en tiendas físicas, por ser una actividad entretenida y social, las compras diarias como las compras de supermercado son una tarea que implica varios viajes semanales a las tiendas que requieren tiempo, por ello los usuarios cada vez buscan más la conveniencia e incluso están dispuestos a pagar más por ello.

Durante la pandemia la categoría supermarket ha tenido una gran penetración en las personas, y pasó de representar solo el 3% de las ventas online a crecer 5X en lo que va del 2020. Además, 4 de cada 10 compradores online de comestibles son nuevos y en México, cerca del 37% de los consumidores planea seguir comprando el super de forma online después de la pandemia.

Por otro lado, un canal que también marcará el retail en los próximos años, será el social commerce, el cual crea afinidad y deseo por las marcas que descubren  para luego comprarlas a través de redes sociales.

Otro de los cambios que veremos son las entregas rápidas. A pesar de que los envíos gratuitos son ya un impulsor para las compras online, un tiempo de entrega rápido será un valor agregado para las marcas que lo logren, generando más lealtad y confiabilidad.

De la mano con lo anterior, se encuentra otra tendencia que tendrá un crecimiento importante: Click & Collect. Esta forma de entrega responde a una necesidad de contar con un comercio online sin fricciones.

Durante la etapa de la contingencia esta experiencia de compra tuvo una mayor demanda y se espera que siga creciendo en los próximos meses, además ayudó también al aumento de las compras online, por ser uno de los métodos preferidos por los consumidores, para obtener sus compras de manera más rápida y sobre todo gratuita.

Un estudio de Adobe Analytics acerca de click and collect destacó que las transacciones con este método de entrega crecieron más del 200% solo entre el 01 y el 20 de abril, versus el mismo periodo del año anterior.

Aún hay muchos factores que están cambiando en los próximos meses en retail y en el comercio en general, sin embargo lo que es clave para las marcas es la necesidad de auditar cada paso de la compra, tanto online como offline, para ofrecer compras sin fricción que prioricen la conveniencia del usuario. Además es imperativa la transformación digital de todas las marcas, para seguir siendo competitivos ante el panorama actual.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL