Las tendencias de apertura y desarrollo de canales nunca se han concretado pero se mantienen en constante evolución.

Más columnas de Vanessa Garza:
Súper a domicilio… ¿funciona?
10 aprendizajes de la distribución en el desarrollo de canales
¿Quién es el shopper en redes sociales?
¡Happy birthday shopper!

Si lo recuerdan, hace unos años hablábamos del retail y todo se concentraba en el canal moderno, los autoservicios.

Generalmente en el contenido de las pláticas de marketing no podía faltar el tema de la tendencia de las marcas a mover sus inversiones al punto de venta y no dejarlas sólo en los medios masivos.

En esa época, las casas de investigación se enfocaron a sacar las estadísticas que harían a las marcas voltear a ver el punto de venta.

El futuro entonces se veía dentro de un establecimiento y se hablaba más de llenarlo de tecnología que de otra cosa.

Sin embargo, sólo hablábamos de un lugar. (Single Channel)

Al entrar la tecnología en el tablero de juego, automáticamente apareció internet y con ello las posibilidades de abrir un nuevo canal comercial para las marcas.

El mundo digital comenzó a tomar terreno y Google comenzó a innovar.

Apoyado en su core business de organizar la información online, Google aprovecha para conocer a detalle los intereses de la gente en función de sus búsquedas y entonces, voilá! El usuario tiene toda nuestra atención.

Creo que a partir de esto, la modalidad de la creación y desarrollo de canales lo dictó el shopper, aunque no lo entendiéramos o aceptáramos hasta muchos años después.

Pero desde la estricta perspectiva del marketing de entonces, se visualizaban dos canales, el físico y el digital. Canales como agua y aceite que nos sacaron de la zona de confort y que quisimos hacer que funcionaran juntos con las mismas prácticas que teníamos aprendidas de años en el trade. ¡Error! Cada uno tuvo su propia estrategia, por que funcionaban diferente según nosotros. Las marcas entonces se vendían aquí o allá. (Multi Channel) Pero al menos el shopper ya encontraba lo que buscaba en más de un canal.

Pero con un poco de ayuda de las visionarios y de Google, entendimos que el común denominador en el desarrollo y dirección que tomaban los canales, era el shopper y comenzamos a esforzarnos por mezclar los canales para que pudiera pasar de un canal a otro durante su experiencia de compra. Por ejemplo, comprar online y pasar por el producto a tienda. (Cross Channels)

Obviamente, ya tenemos una nueva tendencia que es el Omni Channel y que seguro han escuchado recientemente, ya que está en boca de la industria del retail.

¿Qué puede significar Omni Channel si ya reconocimos que todos los canales de venta podemos hacerlos conciliar en una misma estrategia?

Esta nueva modalidad de etiquetar la estructura y funcionalidad de los canales en la actualidad, es nada más y nada menos que nuestra aceptación de que es el shopper quien tiene el control. Así es, por fin lo entendimos y lo admitimos.

Omni Channel se refiere a un merchandising que utiliza todos los canales y dispositivos disponibles para que sea el shopper quien elija cuál usar, cuándo, dónde y de qué forma.

Y no es novedad que el pionero que esta imponiendo esto sea Google.

Sus lanzamientos y actualizaciones en Android prácticamente te leen la mente para simplificarte la vida y gracias a esto, los dedicados al marketing de canales y punto de venta tenemos a la mano touch points en los que nunca hubiéramos podido conectar forma tan exacta con el shopper sin su ayuda. Estos espacios en sus aplicaciones, es donde hoy en día se libra la batalla de las marcas.

Entonces, ¿tendrá Google ya planeado el futuro del comercio?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL