El BTL cuenta con diversas disciplinas, como el Marketing de Guerrilla y Ambient Marketing, cuyo objetivo es llegar a un público segmentado de una forma no convencional. Estas disciplinas no son excluyentes, al contrario, son perfectamente compatibles y juntas pueden potenciar el mensaje de marca.

Más notas relacionadas:
Nieve + Street Art = Novedosa campaña de ambient marketing
5 tips para generar ambientes creativos en los PDV
Ambient Marketing: Sumergen MINI en un acuario

Sin embargo, en su aplicación las disciplinas pueden llegar a confundirse, ya que de cierta manera son muy parecidas, por ejemplo el Street Marketing y el Marketing de Guerrilla, pues en ocasiones las acciones de guerrilla se llevan a cabo en la calle, lo mimo ocurre con el Ambient Marketing, muchas de las acciones empatan perfectamente con las acciones outdoor.

El Ambient Marketing, no es aquel que cuida al medio ambiente propiamente, sino el que utiliza elementos del entorno para transmitir un mensaje publicitario de forma creativa, mientras que el Marketing de Guerrilla se refiere a las acciones publicitarias que pueden aparecer en los lugares menos pensados: en la puerta de un baño, en un espejo, en las calles, en un sitio público.

Veamos un ejemplo de cada disciplina:

Ambient Marketing

Greenpeace UK puso en jaque a PepsiCo luego de colgar en las redes sociales un video donde acusa directamente a la multinacional estadounidense de bebidas y aperitivos de comprar 427 mil 500 toneladas de aceite de palma al año, lo que en términos ambientales significa la destrucción de la selva tropical.

Ante la acusación de que la multinacional utiliza este aceite para la fabricación de sus productos, PepsiCo declaró públicamente su compromiso al cien por ciento con el aceite de palma sostenible para 2015.

Marketing de Guerrilla

Tic tac, y no se trata de un reloj, sino de las pastillas para el aliento. La marca implantó una acción de guerrilla para promocionar sus pastillas. El mensaje fue que hay que tener cuidado al hablar, pues si padecemos de mal aliento se puede desmayar toda la ciudad.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL