Cuando los libros y espectaculares estaban en el olvido

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Si es difícil vender algo en nuestro país son libros, tal vez ha escuchado los indicadores irrisorios de lectura y los pronunciamientos de las autoridades promotoras de la lectura, para resumir pronto, somos un país de lectores casuales.

Si es difícil vender algo en nuestro país son libros, tal vez ha escuchado los indicadores irrisorios de lectura y los pronunciamientos de las autoridades promotoras de la lectura, para resumir pronto, somos un país de lectores casuales, forzados o que bien pudieran entrar en los expedientes secretos equis.

Más artículos de Arturo González:
De la emoción al consumo: 5 puntos
La belleza de hacer BTL emocional

También es verdad que las campañas para desarrollar la lectura se enfocan en el qué hacer y no en el cómo, es decir, todos saben que es bueno leer, el tema radica en cómo leer, bajo qué condiciones.

Algunos recursos empleados han sido el uso de marketing social, las campañas promotoras de la lectura emplean personajes reconocidos, con frases trilladas que en voz de dichos personajes pierden aún más sentido.

Otro punto ha sido la realización de ferias de libros, presentaciones de los mismos y eventos académicos similares, las ferias cada día cobran más fuerza pues en ellas se encuentran libros a precios más bajos, además de ubicar en un sólo punto una abundante variedad de editoriales.

Mientras tanto las presentaciones, foros, mesas de debates y eventos parecidos siguen siendo un recurso elitista donde suelen participar un grupo limitado y repetido de personas, tan es así que lo único que crece la audiencia es la inclusión de alimentos o un escritor bastante reconocido.

Por eso causa especial interés el uso del marketing de Librerías Gandhi. Inician estructurando un sitio web con un catálogo de productos, además de ampliarlo para incluir videos y música, el sitio a pesar de mis pesares es muy visitado, digo que a pesar de mis pesares porque me parece muy cargado de texto, sin embargo, esta opinión es más nacida de un lector nulo que de un mercadólogo con una visión muy refinada del diseño.

Las librerías han empleado el recurso de las redes sociales de forma magistral, en Facebook cuentan con casí 700 mil likes, en Twitter 279 mil seguidores, incursionando en Instragram desde hace unos meses, consiguiendo ya 6 mil 796 seguidores.

El ingrediente principal en la campaña es la ironía y el debate, han entendido perfectamente la doble moral del mexicano, pues mientras leemos poco, nos gusta comentar mucho, somos prácticamente jueces y expertos peritos de cualquier tema, así que sacándole provecho a tales oficios, Gandhi le permite a sus adeptos burlarse de nuestra desdicha.

El punto que me parece muy destacable es la utilización de espectaculares, indirectamente el significado de los libros y este formato publicitario es similar, el desuso los ha dejado en segundos mayores, más aún en este ola digital que manifiesta alejar la posibilidad de reconciliación. Es ahí donde entra el valioso marketing de Gandhi, bajo la óptica de que un buen mensaje siempre salva las herramientas aún encontrándose a punto de caer al precipicio.

Enhorabuena por los objetivos cumplidos, por los lectores captados y por el BTL que se hace con cada uno de los mensajes emitidos.

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.