Por: Arturo González Salas
Twitter: @Artglez

Las redes sociales virtuales promotoras de ilusión, acercamiento y camaraderí­a nos adentran en los terrenos de la interacción actual. Razón por la que muchas empresas iniciaron a elaborar con fervor sus perfiles, algunas le dejaron la encomienda al departamento que saca las fotocopias, pero otras han decidido crear nuevas áreas o contratar servicios profesionales de “Social Media”.


Frente el muro de Nextel, con la iniciativa de convertirme en “consumidor premium”, tení­a el entusiasmo para colocar en medio del aparador de nuestros tiempos la duda que no pudo resolver en 6 ocasiones el Centro de Atención al Cliente, en 3 visitas el Gerente y en 5 llamadas la lí­nea 800. Tan ingenuo como siempre, decidí­ dar la oportunidad a Facebook de regresarme la dicha de “poder hacer negocios”.
Existen varios escritores trabajando sobre el tema de la comunicación y los enlaces virtuales, la bibliografí­a resulta sorprendente por algunas investigaciones inéditas, pero también abundan las publicaciones que se concretan en compilar datos de autores reconocidos mundialmente.

Hace meses busque con locura “Faceboom” de Juan Faerman, un material sustancioso, digerible y muy ameno. Al concluirlo decidí­ poner a prueba mis conocimientos y varias veces le escribí­ ví­a Twitter al autor. Después de un par de intentos rindió fruto.
Lo importante no era la contestación, querí­a comprobar la teorí­a que supone que por medio de las redes sociales la comunicación es más horizontal, es decir, que la misma permite tratarnos como iguales.

Sí­ nos preguntamos para qué sirve LinkedIn, Youtube, Google+, o cualquier otra red, nos quedaremos divagando en las respuestas. Faerman comenta que la función es imprecisa debido que depende las aplicaciones que el usuario le de, para que se comprenda y parafraseando a Juan: es como fumar, no se sabe porque se hace, sólo se fuma y ya.

4 experimientos en CRM ví­a redes sociales:

  1. Era casi media noche, no dormirí­a sin cumplir la obligación moderna de revisar mis notificaciones. En la pantalla de mi celular estaba la respuesta de Rebecca de Alba, le habí­a enviado un tweet donde la invitaba a leer uno de los primero artí­culos que escribí­ para InformaBTL, me interesaba saber la opinión de una lí­der como ella. Copio textualmente para no desbordar mi felicidad. “@rebecadealba: @Artglez Hola Arturo! He leí­do tu articulo y quiero felicitarte muchí­simo! Hablas de un mundo que me apasiona. Agradezco tu amable mención!☺”
  2. Por semanas analicé una tienda de trajes llamada Mens Factory, después de aceptarlos por Facebook, muy amablemente agradecieron el “add”, cada semana me enví­an consejos de imagen o una promoción de la tienda, fue cuando les pregunte sí­ aceptaban tarjetas de crédito, respondieron inmediatamente, me invitaron a visitarlos y ahora somos buenos “amigos”.
  3. Estoy por leer Ciudadanos.mx de Ana Francisca Vega y José Merino, abordan el tema de Twitter y el cambio que fomenta debido a la plataforma de movilización que representa. Ya les contaré al respecto.
  4. Por lo pronto termine de leer Lovebook de Simona Sparaco, novela que trata sobre el amor que nace en Facebook, puedo atribuirle que es una publicación deliciosa y a pesar de lo cotidiano que nos resulta es narrado de forma extraordinaria. Les comparto una frase de S. Sparaco: “Todos hemos tenido la curiosidad de ver cuáles habrán sido los efectos del paso del tiempo sobre las personas que conocí­amos“.

Las redes sociales son la versión humana de los GPS (Global Positioning System), nos facilitan las búsquedas, nos permiten seguir paso a paso las acciones, pensamientos y eventualidades de los usuarios. Información fresca en tiempo real, démosle utilidad.
#Gracias por sus “comments”, “likes” y “tweets”.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL