El marketing BTL es una área que exige una buena cantidad de ideas creativas para desarrollar campañas y estrategias disruptivas. ¿Cómo conseguirlas? Esa es una de las grandes interrogantes que se hacen prácticamente todas las agencias y las marcas. Una de las respuestas más viables y sencillas es que se pueden generar por medio de distintas técnicas de creatividad, como la asociación forzada, el brainwriting y SCAMPER. En esta ocasión te platicaremos sobre blue slip, qué es y cómo se realiza.

Desarrollada por Dale Clawson y Rolf Smith, quienes trabajaban en el área de innovación del la Fuerza Aérea de Estados Unidos, de acuerdo con sitios como Francisco Torreblanca, Neuronilla y Chocolatte. Se puede definir como una dinámica creativa que busca obtener ideas innovadoras por medio de una serie de preguntas que retan a las personas a cuestionarse distintas cosas.

La técnica blue slip es relativamente sencilla de utilizar. Lo primero que tiene que hacerse es formar un grupo de cinco o más personas, a las cuales se les repartirá una serie de tarjetas. Posteriormente se hace un conjunto de preguntas. Las respuestas de los integrantes en la tarjeta debe está formada de la siguiente manera: en la parte superior del papel debe estar escrito el tema central del concepto que está por expresar, debajo del rótulo lo desarrolla. Cabe destacar que para la redacción de cada una de las respuestas se debe establecer un tiempo determinado.

Posteriormente las tarjetas son colocadas en un sobre en el cual esté escrito la pregunta a la que han respondido. Finalmente, una vez que concluye la actividad, se sacan los papeles y se analizan las respuestas para ver cuál es la más útil.

Una de las particularidades de la técnica blue slip es que se le puede solicitar a los participantes que escriban su nombre en las tarjetas o que se queden en el anonimato, de acuerdo con la sensibilidad del tema que toquen las preguntas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL