El COVID es pretexto de ineptitud

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Cuando comenzaron los confinamientos por COVID era un show hacer algún trámite ya sea de gobierno e incluso con servicios privados, como telefonía e Internet, agencias de autos, etc.

Algunas organizaciones mandaron a descansar a su personal vulnerable: mayores de 60 años, personas con diabetes, hipertensión y otros padecimientos que aumentaban los riesgos de contagio. Es plausible que empresas y gobierno velaran por el bien de sus empleados, sobre todo si el descanso era con goce de sueldo.

Al pasar varias semanas las empresas no podían seguir sin laborar puesto que representaban pérdidas exorbitantes de lana que al no producir las orillaba lentamente a la quiebra, de manera que algunas reanudaron antes de llegar a ese punto sin retorno.

A más de un año de ese parón, ¿las organizaciones ya están operando a como estaban acostumbradas antes de la pandemia?

 

Anécdota

Hace un par de semanas hice una compra en línea de una empresa reconocida en su sector, por lo que no me dio desconfianza su sistema de entrega así como el proveedor que usan. La página oficial especificaba que el producto tardaba aproximadamente dos días hábiles en llegar después de aprobarse el pago.

Yo andaba bien Felipe, listo para estrenar; no obstante, pasaron dos días, después cuatro, por lo que decidí rastrear el pedido. No pude, pero para no hacerte la historia larga, te la resumo: había discrepancia entre mis datos personales y los datos generados de la compra del producto, razón por la cual me impedía ver el estatus del proceso de entrega.

 

El acabose

Intenté comunicarme con la empresa por diferentes medios, lo cual resultó un rotundo fracaso. Así que agoté las instancias mandando un correo para exponer la situación. Pasadas unas horas obtuve respuesta; textualmente decía:

De acuerdo a la situación que estamos viviendo debido a la pandemia de COVID 19, los envíos de (empresa que usan como proveedor de paquetería) pueden demorar aproximadamente 10 días hábiles, por lo que pedimos de su comprensión y agradecemos su paciencia en la espera de su producto.

 

Oso, oso, mentiroso

Mi reacción fue algo parecido a esto:

Dude, ¡esa justificación que te la crea tu abuela!

 

Las empresas de paquetería han tenido un crecimiento significativo por varias razones: la demanda de las compras en línea ha crecido de tal forma que los centros de logística y distribución también han crecido, por lo tanto, se necesitan más empresas de paquetería o más personal en estos negocios.

No es muy razonable que si este mercado está en crecimiento se desaproveche la oportunidad para capitalizar la temporada.

 

La lógica

Supongamos que las empresas de paquetería tengan en su mayoría trabajadores que son considerados como población vulnerable al COVID, por lo que los mandaron a descansar por cuestiones de seguridad.

Okay, ¿y luego? ¿Se iban a quedar sentaditos a ver cómo la competencia se llevaba la rebanada grande del pastel? ¿Esperarían lentamente la quiebra? ¡Por supuesto que no!, si el mercado está on fire, contratas más gente para capitalizar el momento, porque lo que para unos negocios fue un momento de crisis, para otros fue una mina de oro.

 

Conclusión

Quizá pienses este compa es bien exagerado, pero te invito a que hagas memoria de algún trámite que hayas querido realizar: tramitar una visa, pedir que te arreglen tu Internet, o cualquier otro, ¿apoco no te salieron con un comentario similar, que por cuestiones de COVID tendrías que esperar más de lo habitual, o en el peor de los casos, esperar hasta nuevo aviso? Dependiendo del contexto, puede dar mucho coraje o generar frustración si el trámite tenía prioridad elevada.

Cierto es que varias organizaciones replantearon su manera de trabajar, algunas quizá siguen en proceso de adaptación. No obstante, otras siguen usando como salvavidas el tema de la pandemia como escudo que justifica su pobre capacidad de reacción.

La salud nunca será un juego, por eso resalté la acción loable de las organizaciones para descansar al personal vulnerable con goce de sueldo. Aunque la vida sigue, el COVID no es motivo para dejar nuestras responsabilidades de lado.

En el caso de las empresas, si una no puede realizar X actividad y su competencia sí, seguramente como clientes optaremos por irnos con la competencia ya que hablando en términos organizacionales lo importante es satisfacer la necesidad del cliente. A ellos no les interesa si las empresas tienen poco personal, o si es vulnerable, les importa que su necesidad sea satisfecha y punto.

Las compañías tienen que ver cómo le hacen para satisfacer esas necesidades de los clientes. Si tú tienes una empresa y si consideras difícil satisfacer a tus clientes entregándoles sus peticiones, siempre habrá alguien que sí lo pueda hacer y te comerá el mandado quedándose con clientes.

 

Otras notas que también pueden ser de tu interés:

Conoce Tested Lab, el innovador laboratorio de pruebas y diagnósticos de salud y línea de atención especializada COVID-19

Esta funeraria hace de la vacunación contra COVID el marketing más bizarro

Perspectivas del turismo post Covid 19, estiman que Millennials viajan más

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Omar Rangel / COVID

El dinero y los clientes

Dinero… muchos podemos hablar sobre él, para algunos es la razón de “la felicidad”; para otros es una herramienta de poder para controlar determinadas situaciones

Leer más +
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.