El punto de venta resulta tan importante como el mismo producto, ya que este es el escenario en el que todo ocurre, desde el primer contacto con el cliente, hasta la conclusión de la compra. Por eso, el punto de venta es el terreno perfecto para explotar las estrategias de marketing.

Según lo señalan los especialistas, entre 70 y el 80 por ciento de las personas, toma decisiones de compra en el punto de venta. Esto representa una gran oportunidad para las marcas, ya que pueden crear estímulos e impulsar la compra mediante diferentes acciones.

Crear contacto

En el punto de venta siempre debe estar presente un vocero de la marca para brindar toda la información que los consumidores necesiten. De este modo, además de prestarle al cliente la atención que merece, existirá la posibilidad de resaltar los beneficios del producto o servicio de manera personal.

Material POP

El material POP es una herramienta bastante funcional, ya que logra atraer la atención del cliente además de dar un mensaje claro y conciso, previo a la información extra que el vocero proporcionará.

Mantener al cliente en terrenos online y offline

Esta es una estrategia bastante funcional para que el cliente te conozca en diferentes plataformas. Estando en el punto de venta, podrás apoyarte de promociones en redes sociales que generen visitas, manteniendo al cliente en un constante movimiento dentro de los terrenos offline y online.

Fideliza al cliente

Una vez que el cliente está ahí y está decidido a realizar una compra, asegúrate de que vuelva. Puedes generar esta acción ofreciendo descuentos en visitas próximas o simplemente ofreciendo un producto y una atención de valor al cliente.

Eliminar tiempos de espera

Las personas odian esperar, por lo que es imprescindible disminuir o eliminar por completo los tiempos de espera al momento de pagar o al momento de proporcionar información. Esto también forma parte de una buena experiencia y será considerado para próximas ocasiones.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL