Siempre que los retailers insertos en la venta de alimentos quieren lanzar un nuevo menú, o presentar un platillo distinto tienen que pasar por un filtro indispensable y duro de conquistar: los comensales.

No hay food retailer que no inicie un proyecto gastronómico sin pensar en su consumidor. Bajo esta premisa, no sólo surgen menús y la famosa “sopa del día”, sino todos y cada uno de los proyectos, cuyo fin es hacer Marketing Promocional a los restaurantes.

Dinastía Panda, por ejemplo, es un concurso creado por Panda Express. La idea de este reto es explotar la creatividad, talento y sobre todo el toque magistral vertido en cada platillo para que al final los comensales reciban ofertas culinarias innovadoras, pero propias de la cadena.

retail

Lo destacable de esta iniciativa es que para su realización la marca convoca a chefs del mismo grupo para que preparen un platillo personal, preparado con res, pollo y cerdo, pero basado en las conversaciones que tienen los comensales.

“Fue el primer concurso que hicimos con chefs de Panda Express, y lo que quisimos fue tratar de ver lo que ellos están escuchando del cliente y transformándolo en una receta. Creamos recetas locales y con el gusto local”, dijo Juan Carlos Alverde Losada, director de Operaciones de Grupo Toks en entrevista.

La batalla entre los chefs representó un deleite de sabor, pues de entrada se escogen 14 recetas, de las cuales se eligen a 7. Posteriormente los 7 finalistas se enfrentan a un nuevo reto, esto es, crear otro platillo pero ahora con un ingrediente nuevo y nada fácil: el camarón.

De ahí se escogen a 3 y son los clientes del restaurante y seguidores de la marca quienes deciden el platillo que debe formar parte del menú del food retailer.

Este año, la nueva oferta de la marca es el Camarón Fire, elaborado por Jesús Monroy, comensal y chef que gracias a su ingenio culinario se convirtió en el líder de la Dinastía Panda 2016.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL