El factor tiempo cada vez cobra mayor importancia en nuestras vidas e impone retos a todos los niveles, personales y profesionales. Pasamos tiempo en el tráfico, cocinando, limpiando nuestras casas o simplemente haciendo las compras.

Más artículos de Fabián Ghirardelly:
Dime si trabajas y te diré cómo compras
Una radiografía a las tiendas club

Cada vez la variable “tiempo” se vuelve más crítica por lo que todo lo que se invente para ayudarnos a administrar mejor esta variable seguramente será exitoso.

En los últimos 6 meses, 45% de los hogares mexicanos han comprado comida “lista para preparar” o “pre-cocida” en el súper. Las principales razones para hacer este tipo de compras: falta de tiempo para cocinar (21%) y para simplificarse la vida (13%). También andamos con prisas para ir de compras; el 22% de las amas de casa mexicanas sienten que tienen poco tiempo para realizar las compras, esta misma tendencia se ve en Europa, por ejemplo en países como Bulgaria, Holanda y Francia, más de una ¼ de las amas de casa compran con prisas.

Por eso, algunas cadenas de autoservicios en Corea, Chile y varios países del viejo continente han puesto “anaqueles virtuales” para realizar las compras en el metro u otros lugares públicos donde con ayuda de un Smartphone, las personas pueden elegir sus artículos, mismos que luego se entregan a domicilio. En México también se han desarrollado este tipo de tiendas virtuales, temporales y en centros comerciales.

Sin duda la tecnología ayuda a realizar más rápido las compras, y la conectividad se ha vuelto clave. Las compras por Internet de libros y películas fueron de los primeros pasos que se dieron. Incluso surgieron sites especializados en este tipo de ventas, donde el acceso global las hizo posibles. Cosas nuevas o usadas de particulares a particulares a través de portales fueron otros pasos que se han dado en esta búsqueda por hacer más fácil y rápida la vida del comprador. Es lógico que las tiendas de autoservicio también estén intentando aprovechar esta dinámica y vemos como poco a poco se están incorporando a esta tendencia aunque todavía tienen un gran camino por recorrer.

Las redes sociales también se han desarrollado orientadas al shopping en otras latitudes. El resultado, compradores más informados que en un mismo sitio pueden comparar donde encuentran el mejor precio para el producto que buscan. De hecho, para quienes compran por Internet en América Latina, la principal razón para hacerlo es porque ven en este tipo de compras precios más competitivos (35%) seguido de la practicidad (31%) y la facilidad de comparar precios y productos (15%).

En América Latina todavía tenemos muchas áreas de oportunidad en cuanto al desarrollo de este medio de compra. Mientras que la mitad de los hogares de Corea del Sur realizan compras por internet, sólo un 11% de las familias de Latam ocupan este medio de compras.

No tener internet es el principal motivo por el que no está tan desarrollado (42%), pero también sienten poca seguridad de dar su número de cuenta (24%). Para los mexicanos, no contar con tarjeta de crédito y la desconfianza al pagar son las principales barreras para este medio.

Hasta hoy, la venta por internet de electrónicos, viajes, libros, películas, música, ropa, calzado, juguetes , cosméticos y juegos están más desarrollados que las compras del súper.

Vemos entonces como la conectividad todavía es un tema pendiente para los autoservicios. Desde entregas a domicilio, compras por internet o anaqueles virtuales pueden ser algunos caminos para acercarse de una manera más inteligente a sus shoppers.

Siempre es más fácil decir que hacer las cosas, pero el retailer que logre pegar primero en este camino, seguramente pegará dos veces.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL