Uno de los aciertos que han tenido las marcas está relacionado con la adopción tecnológica. Algunas acciones son golpes para marcas competidoras debido a que el mercado demanda nuevas formas de conectar con sus intereses.

Existen marcas que están abiertas a realizar campañas muy arriesgadas, es decir, experimentar con tendencias en las que la marca nunca ha participado. Si bien, algunas marcas lo han logrado, hay otras que no han contado con la mejor eficiencia. 

Hoy en día, los especialistas señalan que las mejores campañas son aquellas que entregan experiencias de marca al consumidor, que conectan con sus intereses de manera eficaz y que generan un impacto mayor en los objetivos de negocio de las empresas.

El context marketing, fast content, small data, realidad aumentada, retargeting, chatbots y búsqueda por voz, entre otros, son tendencias que están impulsando la cultura de cambio en las estrategias de marketing. Sin duda, son grandes oportunidades que las marcas pueden implementar para hacer más interesantes sus campañas. 

El actual contexto del marketing está demandando una mayor velocidad en los esfuerzos de las marcas, y entender al consumidor es uno de los retos principales de los profesionales de marketing. Las tecnologías como el comercio electrónico están ganando terreno y se ha convertido en uno de los principales focos de atención de las marcas. Los consumidores tienen más opciones y elegirán a las marcas que ofrezcan experiencias ya sea a través de canales online o presenciales.

Pero para detectar oportunidades para la estrategia de marca es clave analizar los factores internos y externos de la marca. Entre sus debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. 

El comercio electrónico representa una de las apuestas principales de las marcas. Según Big Commerce, se prevé que los dispositivos móviles dominen las ventas en línea para 2021.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL