¿Cómo convertir mi marca en una Lovemark?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Todas las marcas sueñan con algún día ser una Lovemark, una Coca-Cola, Apple o Starbucks. Llegar al tamaño de estos monstruos implica un gran trabajo de varias décadas combinado con un poder diferenciador

Todas las marcas sueñan con algún día ser una Lovemark, una Coca-Cola, Apple o Starbucks. Llegar al tamaño de estos monstruos implica un gran trabajo de varias décadas combinado con un poder diferenciador logrado gracias a un insight bien aprovechado, y obviamente poder de inversión. Esta columna no busca que tu marca se convierta en una Lovemark a nivel mundial, pero si a nivel local.

Más artículos de Martin Chávez Pooley:
Street Marketing: La pintura en 3D
Creatividad en avisos de revistas

Para mí una Lovemark es el poder que tiene una marca para desprenderse del nombre y aun así el público la siga diferenciando y reconociendo, es decir, si te coloco una manzana o una onda blanca con fondo rojo, automáticamente sabrás que hablamos de Apple y Coca-Cola. Para lograr ello, primero debes escuchar a tu mercado y la voz del consumidor, recuerda que vivimos en un mundo saturado de marcas en donde mientras más opciones tengamos en una categoría, menor será la lealtad a un determinado producto.

Las Lovemarks de este nuevo siglo serán las empresas que logren vínculos afectivos con las comunidades y redes sociales. El amor necesita respeto desde el primer momento. Respeto es el equipaje que se necesita para un largo recorrido. Si no hay respeto, no hay amor.

Para lograr respeto hay algunos principios básicos como el cumplir con nuestras promesas, buscar y ofrecer siempre innovación, resolver problemas en el corto plazo y no escondernos de ellos, cuidar siempre nuestra reputación y ofrecer siempre un buen servicio que finalmente se convertirá en buenas relaciones.

De esta manera es como a partir al amor y al respeto se construyen las marcas; para graficar mejor en donde se encuentra tu marca utilizaremos el siguiente cuadro:

Genéricos: son marcas de productos que necesitamos pero que no deseamos, las compramos por su utilidad. El cambiar o migrar a otra marca de la misma categoría se puede dar por una simple promoción o descuento.

Moda: caprichos momentáneos, pasajeros, amores de temporada. Marcas amadas durante un par de meses y después desechadas para hacer sitio a la siguiente. Las marcas no logran conseguir una sostenibilidad e identidad en cuanto a innovación.

Marcas: Aquí se encuentran la mayoría de marcas, las cuales corren el riesgo de caer en las arenas movedizas de los cuadrantes inferiores ante cualquier fallo o mala ejecución de una campaña. Cabe resaltar que existen marcas bien posicionadas y que con arduo trabajo están en camino a pasar al cuadrante derecho.

Lovemark: Todo lo que describimos al principio de la columna, la sinergia perfecta de amor y respeto. Recuerda que una Lovemark no la construye una marca sino los mismos consumidores.

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día

Street Marketing: La pintura en 3D

Todas las marcas llevan un alma artista y rebelde por dentro, y cuando me refiero a rebelde se entiende por romper la estrategia tradicional de medios que tiene la empresa y apostar por algo fuera de serie.

Leer más +

Creatividad en avisos de revistas

El aviso de revista es prácticamente una obligación en nuestras campañas de marketing, especialmente porque llega a millones de personas. En los últimos años, existe un problema de creatividad entre los creativos peruanos.

Leer más +
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.