Coca-Cola se ha desempeñado a largo de su existencia como una marca que promueve la felicidad en las personas, ya sea a través de campañas sociales, de sus spots o de activaciones, además buscar resaltar valores como la amistad, el respeto y la tolerancia.

Notas Relacionadas:
Coca Cola te muestra cómo sería la vida si la miraras con los ojos de un perro
La máquina de Coca Cola que cumple deseos en Dubai
Coca-Cola defiende en su nuevo spot a todo tipo de familias

En esta ocasión, la marca refresquera más grande del mundo, realizó un experimento social en España, con el que busca eliminar los prejuicios que se tienen sobre ciertos grupos sociales, como hacia personas de la tercera edad, personas negras o los que visten chamarras de cuero con peinados “extravagantes”.

Como muestra de esta acción, Coca-Cola reunió a tres personas (dos mujeres y un hombre) a quienes por separado les mostraron una imagen de otra persona, a un hombre negro con rastas, a un hombre que vestía como punk y a una abuelita.

La primera mujer quien vio al hombre punk, dijo al ser cuestionada sobre qué pensaba de esta persona, que era un hombre quizás sin trabajo o que tenía una banda de rock y que si se lo encontraba en la noche le daría mucho miedo.

En el segundo caso, un hombre mayor analizó la imagen de un hombre negro con rastas, de quien dijo que era un Dj, un bailarín, o un animador de fiestas o tal vez un delincuente que robaba coches. Por último, la segunda mujer fue expuesta a una imagen de una abuelita, a quien consideró como una persona frágil, poco activa y que le gustaba tejer.

Para sorpresa de los tres, nada de lo que dijeron era correcto sobre aquellos sujetos, pues el primer hombre era un monitor infantil, el segundo tiene una especialidad en informática y la tercera es un DJ.

Esta campaña de Coca-Cola bajo el slogan “Tomémonos un segundo más”, busca erradicar todos aquellos prejuicios y estigmas que se imponen (muchas veces sin pensar) a ciertos grupos sociales.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL