El año pasado, sin duda alguna, una de las campañas que más llamaron la atención en todo el mundo fue la de “Comparte una Coca-Cola con” que logró conectar emocionalmente con su target, cuyos consumidores atesoraron las latas con sus nombres. Ahora esta campaña sorprende por contar con nombres en quechua.

Notas relacionadas:
3 sencillas acciones para explotar las bondades de la tecnología en el punto de venta
¿Qué opina Coca-Cola de las estrategias de Pepsi?
Coca-Cola y el cine, la combinación perfecta para hacer activaciones

En Perú, Coca-Cola decidió lanzar una campaña para conectar con todos los consumidores cuyos nombres no se escriben en castellano. Así que creó una vending machine con un sistema de reconocimiento de voz en la que se imprime una lata personalizada.

Esta estrategia resulta muy incluyente, pues aunque la campaña de Coca-Cola contaba con variedad de nombres comunes, no abarca nombres nativos en muchos países, tal es el caso de Perú.

La idea creativa es de la agencia McCann Lima, la cual surgió en el marco de la celebración de los 100 años de la botella de Coca-Cola, una campaña global que actualmente se implementa de manera creativa en todos los medios de la mercadotecnia tanto la tradicional como la below the line. Así, en este contexto esta vending machine invita a creó una campaña que invita a los quechuas a unirse al festejo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL