“El sistema Coca Cola se une a la tradición de comer en familia y promueve este espacio como un momento de felicidad y complicidad con los seres queridos. En el sistema Coca Cola creemos que la felicidad también se cocina en casa y por eso hicimos la primera campaña de publicidad hecha por familias reales como las nuestras. Definitivamente que las comidas…, mejor juntos”. Expresó Silvia Santis, gerente de Mercadeo de Coca Cola para Guatemala.

Más artículos de Arturo González:
7 puntos BTL de los Scouts
De “Web Os” el lanzamiento de grupo hotelero

Columnas atrás les he comentado la creciente ola de “prosumers”, es decir los consumidores que dispuestos en personalizar los productos y servicios de su predilección, cruzan la línea y se convierten en productores, pues estimulan el acabado final de los mismos.

La experta en Desarrollo Humano y Psicología, Mónica Berrocal asegura, “compartir la comida en familia contribuye al bienestar físico y emocional, así como al desarrollo familiar y social”.

La campaña no surge de la ocurrencia, existe un análisis cuantitativo y cualitativo de la conducta del consumidor. Los indicadores más destacables son que el 80% de los encuestados coinciden en que reunirse en la hora de comida es un acto benéfico, el 19% lo realiza diariamente y el 67% expresa que es la falta de tiempo la razón por que impide incrementar la frecuencia.

Otros parámetros muy interesantes son que el 86% de los entrevistados aseguran conversar durante la comida, el 70% sobre temas de contenido familiar, además el 62% de ellos comenta que utilizan dispositivos electrónicos durante la reunión comensal.

El regreso de los valores es un acierto en cualquier campaña, pues mucha falta le hace a la sociedad el fomento de actitudes y acciones que propicien condiciones de armonía. La estrategia es la secuencia de la campaña “la felicidad se cocina en casa”, en esta ocasión la carga es más significativa, pues la interpretación surge por medio de personajes de la vida cotidiana, en la dinámica de musicalizar las reuniones y la estimulación de volver a las raíces otorgándole a la hora de la comida el titulo de un premio necesario.

Un acierto más de coca-cola, no por nada es citada comúnmente en el argot del BTL, sus esfuerzos en campañas de patrocinios, la generosidad de las maquinas expendedoras, el cuidado ecológico por medio de reforestación en zonas marginadas y con necesidades ambientales, su extraordinaria campaña “volvámonos locos”, y su eterna lucha para que todos encontremos la felicidad, todo eso al comprar una bebida que causa eructos, destapa caños y deja llantas rechinando de limpio.

Me interesa saber qué pasa por tu mente, compárteme tu opinión, la mesa está servida.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL