Como parte de las estrategias promocionales que una marca puede implementar, las Pop-Up Stores se distinguen no solo por un exclusivo diseño y albergar colecciones o productos especiales, sino también por ser una forma atractiva de vender si ser intrusivo.

Una Pop-Up Store puede definirse como aquel punto de venta temporal en el que, mediante un visual merchandising especial, decoración, productos seleccionados, y bajo la premisa de ser una tienda abierta de forma temporal, se promueve la imagen y valores de la marca, así como artículos representativos de la firma.

En este tipo de puntos de venta de tiempo limitado, el servicio y experiencia al momento de comprar difiere de la de una tienda tradicional. En una Pop-Up Store la atención es mucho más personalizada, y el tipo de estrategias adicionales al interior hacen de una tienda como esta una excelente forma de atraer, despertar el deseo por comprar, motivar una adquisición, que el cliente viva un momento agradable al interior del punto de venta y que se mantenga la recordación de marca.

El lujo dentro de una Pop-Up Store

Con las fiestas decembrinas tan cerca, las acciones de promoción llegan en un momento perfecto, dados los cambios en los hábitos de compra hacia el cierre de año.

En este sentido, marcas de lujo aprovechan para desarrollar diversas campañas y estrategias que maximicen su presencia y atraigan al consumidor. Y dentro de la variedad de técnicas de marketing a realizar, las Pop-Up Stores son una buena manera de conseguir dichos objetivos, acción que para Chanel y Bulgari resultó adecuada.

Ambas marcas de lujo han decidido usar una tienda de este estilo para promocionarse, al igual que a sus colecciones.

La implementada por Bulgari presenta novedades y creaciones de edición limitada, la cual tiene un periodo de vigencia de 8 semanas y está ubicada dentro del Palacio de Hierro de Polanco, hasta el próximo 29 de diciembre.

Uno de los distintivos de esta Pop-Up Store es su cambio de diseño interior que se realiza cada dos semanas. Diva´s Dream, Bulgari Bulgari y B.Zero1 son las colecciones que yacen al interior.

Por su parte, la tienda de Chanel, bañada en color rojo, trata de retratar el ADN de la firma. Un elemento que destacan en esta Pop-Up Store son las siluetas de su perfume Chanel N5. Al final de la tienda, se encuentra un bar en donde se puede beber algún coctel.

Esta se encuentra en Antara Fashion Hall y podrá visitarse hasta el 20 de noviembre.

De acuerdo con la agencia MLBM, este año Chanel ha sido considerada como la segunda marca de lujo que más emociona al cliente mexicano.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL