Hace unos días, Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, hizo pública la noticia de que a partir de la siguiente semana realizaría cambios en los muros de esta red social.

Entre las modificaciones que hará contempla darle mayor prioridad a las conversaciones e interacciones entre familias y amigos, que al contenido promocional generado por marcas, empresas y medios de comunicación, por lo que la visibilidad de este tipo de contenido será menos frecuente, decisión que de acuerdo a Zuckerberg podría descender la popularidad de marcas en su red social.

Según declaraciones del fundador de Facebook, publicadas en Animal Político, esta medida responde a peticiones hechas por parte de sus usuarios acerca de que el contenido de empresas, marcas y medios de comunicación desplaza momentos personales a través de su red social.

Adicional a esto, el medio refiere que las noticias falsas publicadas a través de Facebook y métricas erróneas, también fueron factores de influencia para realizar dichos cambios.

¿Cambios malos o buenos para la promoción de marcas?

La decisión del creador de Facebook, a primera vista, puede parecer un evento desafortunado para empresas y marcas que tienen esta red social como un canal no sólo de promoción, sino también de motivación de venta.

Uno de los éxitos de las publicaciones que tiene la empresas en Facebook es que aparecen en el perfil de un usuario, aún cuando no se visita el muro de una marca. Ahora, con este tipo de modificaciones, dicho contenido será menos visible.

Pero no necesariamente debe ser un punto en contra de empresas, sino un área de oportunidad para que se genere y publique contenido realmente valioso, y que no motive una compra de manera explícita.

Ahora, las marcas podrán crear contenidos que conecten con las personas, ofrecer información relevante y usar esta red social para hacer un branding y promoción orgánica, más creativa, con mensajes emocionales que hagan sentir más cercana a la marca de sus consumidores.

Hasta junio de 2017, Facebook tenía 1,638 usuarios activos diariamente, según Statista. Esta cifra da pie a que, lejos de mantenerse pasivos o ver estos cambios como una desventaja, las compañías lo conciban como una oportunidad de redefinirse en social media, generar más interacción y comunicación con sus consumidores, y cambiar su discurso y promoción para hacerla más atractiva, funcional y real.

 

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL