• A pesar de la ola de protestas, sólo el 3 por ciento de los norteamericanos piensan que el racismo es el problema más importante en Estados Unidos, según Statista.

  • De acuerdo con datos de Kantar, el valor de marca de Amazon es de 315.51 MMDD, por arriba de los 131.52 MMDD de Alibaba Group.

  • Los ingresos de dicha empresa llegaron a los 289.58 MMDD para el 2019, según datos de la propia marca.

El racismo no es un problema nuevo en Estados Unidos. De hecho, ese es su mayor reto, ya que a pesar de que personas como Abraham Lincoln, Martin Luther King y Malcom X lucharon por la libertad y la igualdad de las personas, independientemente de cualquier tipo de prejuicio que exista sobre la raza o el color de piel, siguen existiendo muertes como el de George Floyd, que ha desatado una ola de protestas y saqueros, ante lo cual Amazon y otros retailers han tomado medidas extraordinarias, según información de Bloomberg.

En ciudades como Los Ángeles, Minneapolis y Nueva York, las protestas por la muerte de George Floyd se tornan cada vez más violentas. Ante la situación Amazon ha comentado que está evaluando y, con la finalidad de salvaguardar la integridad y seguridad de sus colaboradores, ha decidido ajustar o incluso reducir las operaciones en algunas de las ciudades en las que opera la empresa.

De hecho, durante la noche del sábado, 30 da mayo, Amazon emitió un mensaje a sus repartidores en Chicago y Los Ángeles para notificarles que, si en ese momento se encontraban en ruta, que regresaran los paquetes no entregados en cuanto les fuera posible, pero que de momento se detuvieran y regresaran a sus domicilios.

Amazon también dio a conocer que mantendrá cerradas sus estaciones de entrega, las cuales volverá a abrir una vez que sea seguro hacerlo, además de que también tomará en cuenta las manifestaciones que hay en cada una de los códigos postales de las entregas, con la finalidad de, eventualmente, establecer rutas de envío.

Sin embargo, Amazon no ha sido la única empresa afectada por la situación, sino que locales comerciales de Beverly Hills, tanto de ropa como de calzado, fueron saqueados y posteriormente incendiados por manifestados, muchos de los cuales fueron detenidos por el Departamento de Policía Local.

Target es otro de los retailers que ha decidido tomar medidas ante la escalda de hostilidades por las manifestaciones. La firma, que tiene sede en Minneapolis (donde murió George Floyd), ya había cerrado algunos de sus puntos de venta, pero anunció que ante la situación y detendría operaciones en otros, los cuales se encuentran distribuidos en todo Estados Unidos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL