Aunque todas las estrategias y campañas de marketing tienen sus propios requerimientos, lo cierto es que hay algunas que requieren de cierto cuidado y precaución; sin embargo, en caso de realizarlas bien, es posible generar un buen impacto en las métricas. Un gran ejemplo de esto es el ambush marketing, la cual es considerada por algunos como riesgosa por actuar de cierto modo al margen de la legalidad, pero que también sigue siendo ocupada por muchas marcas por lo creativa que suele resultar.

Sin embargo, ¿por qué sí usarla? Usualmente este tipo de estrategia, bien ejecutada, puede resultar muy llamativa para el público meta, el cual tiene la oportunidad de conocer ver a una marca en un espacio donde no esperaba verla o incluso al lado de su competencia.

Por lo normal, el ambush marketing requiere de importantes cantidades de creatividad, precisamente para sorprender al público meta, por lo que suelen suele generar un recuerdo en la memoria de la gente.

Es importante mencionar que el ambush marketing es utilizado por lo normal en eventos masivos, lo cual implica que tenga un alcance considerablemente amplio.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas con esta estrategia. Como bien adelantábamos al comienzo del artículo, en muchos casos se considera que esta estrategia se encuentra al margen de la legalidad. Es importante, de hecho, contar con asesoría legal por cualquier problema que se pueda suscitar.

Una mala ejecución de esta estrategia podría ser el desencadenante para generar una crisis de marca, por lo que es importante tener planes de apoyo en dado caso de que llegue a suceder algo que pueda poner en riesgo la reputación de la firma.

En cualquier caso, es importante tener una buena estrategia y bien pensada al momento de implementar el ambush marketing, para que pueda ser realizado correctamente y con la menor cantidad de riesgos que sea posible.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL