• De acuerdo con datos del Inegi, se estima que para marzo tan sólo se ensamblaron 261,805 unidades en México, mientras que el año pasado fueron 347,391.

  • Según proyecciones realizadas por PwC, se esperaba que este 2020 en México se produjeran 3.9 millones de vehículos en el país.

  • La producción mundial de vehículos pasó de los 73 a los 92 millones de unidades del 2007 al 2019, según datos de Statista.

El sector automotriz es una de las industrias productivas más importantes en todo el mundo. Tan sólo para el 2018 y el 2018 se llegó a un máximo en la producción de vehículos de 97 millones de unidades en todo el mundo, de acuerdo con datos de Statista. Sin embargo, el sector tuvo que frenar la generación de nuevos vehículos en todo el mundo, debido a que, igual que ha pasado en otros segmentos, tuvo que suspender sus operaciones con la finalidad de evitar una mayor cantidad de contagios de coronavirus COVID19. En México, esta medida está arrastrando al sector a números rojos.

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), la producción de vehículos para el mes de marzo tuvo una caída de un 24.6 por ciento, lo cual implica que para el mes pasado sólo se ensamblaron 261,805 unidades, mientras que para el 2019 se generaron 347,391 autos, lo cual nos da una diferencia de 85,586 piezas menos.

Sin embargo, ¿qué implica esto en términos reales para las personas? Por un lado, la cantidad de exportaciones presentaron también una caída del 11.9 por ciento; por otro lado, México tiene una capacidad de generar 5 millones de vehículos y requiere al menos generar el 70 por ciento (o sea, 3.5 millones de autos), con la finalidad de mantener la liquidez del día a día de la industria.

En dado caso de que la producción de vehículos en México caiga por debajo de ese 70 por ciento, se tendrían que tomar medidas para reducir costos, entre los que se encuentra la reducción de la plantilla de colaboradores, según comentó Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la industria Automotriz (AMIA).

Si se llega a presentar la caída de la producción en México y se tienen que prescindir de empleos, el presidente de la AMIA comentó que se ha acercado al gobierno federal con la finalidad de que los colaboradores que tengan que ser despedidos puedan ser beneficiarios de los programas sociales que tiene, con la finalidad de que puedan salir adelante de la crisis y una vez que el sector se recupere, puedan ser recontratados.

Parte de la suspensión de operaciones se ha dado a raíz de la falta de componentes provenientes de Europa y Asia, lo cual ha impedido que se lleven a cabo las valores con normalidad. Además de esto, el gobierno federal ha pedido a las empresas cuya actividad no es esencial que detengan sus operaciones, con la finalidad de fomentar el aislamiento social. Es importante mencionar que 11 de los 12 asociados de la AMIA ha detenido sus producciones, siendo Kia el único que se ha mantenido trabajando en la contingencia.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL