En 2018, dentro del top ten de las marcas de lujo más valiosas, Prada se ubicó como la octava más valiosa a nivel global, al registrar 3,925 millones de dólares como valor de marca, según datos de Kantar Millward Brown, siendo Louis Vuitton la firma líder con más de 41,000 millones de dólares.

Por su parte, este año Adidas es la tercera firma de apparel más valiosa del mundo (16,669 millones de dólares, de acuerdo con Brand Finance), ranking en donde Nike y ZARA están situadas en el primero y segundo lugar, con 32,421 y 18,424 millones de dólares como valor de marca, respectivamente.

Te sugerimos: Estas son las 10 marcas de lujo más valiosas del mundo de 2018.

Para incrementar el alcance hacia otros mercados y además impulsar la intención de compra de los clientes de distintas marcas, el cobranding se vuelve una estrategia de marketing clave para conseguir dichos objetivos, aunado a una búsqueda de más ventas, misma que ha sido aplicada por Adidas y Prada.

Al cierre de este año, y con la temporada de compras navideñas próxima, ambas marcas se unieron y crearon una colección de edición limitada, compuesta por calzado y bolso, consta de un total de 700 piezas exclusivas, diseñadas y confeccionadas tanto para mujeres como para hombres, productos que cuenta con número de serie, lo cual refuerza su cualidad de mercancía exclusiva.

Dichos artículos, de venta a través de ambos sitios de e-commerce de las firmas y en tiendas físicas de la firma de lujo, serán comercializadas a partir del 4 de diciembre.

Tiffany es otra firma de lujo que ha trabajado colaborativamente con marcas deportivas, siendo la NFL su partner, pues cada año, desde 1967, se encarga de diseñar el Trofeo Vince Lombardi, que no es otro que el que recibe el equipo ganador del Super Bowl que, según datos de Pittsburgh Post-Gazette, está valuado en 25,000 dólares y es elaborado a mano.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL