Las personas que son doctores deben tener como principal característica el gusto por la investigación, para ser policía, el valor es parte fundamental para su profesión, en cambio, una persona que trabaja en una agencia de publicidad, lo que debe tener como distintivo es su creatividad.

Notas Relacionadas:
El top 100 de las mejores agencias creativas del mundo
Una agencia de publicidad ficticia que promocionó a grandes marcas
4 grandes verdades sobre la publicidad

De acuerdo al sitio especializado en tecnología, about.com, la pasión por la publicidad combinada con creatividad es la fórmula perfecta para quien desee abrirse camino en ese mundo.

Por eso, aquí te decimos las 5 principales características que toda persona debe tener para ingresar a una agencia de publicidad:

creatividad

1.- Amor nato por la publicidad
El amor genuino por la publicidad, es algo que casi todos los publicitarios tienen, pero que muy pocos conservan conforme van pasando los años en ese mundo a causa de clientes que son muy “tercos”. Sólo unos pocos sobreviven, aquellos que hacen caso omiso de todo lo malo con lo que se topan en su día a día laboral y se quedan con lo bueno.

2.- Dedicación
Significa dejarlo todo para ponerse a trabajar en un nuevo “pitch”, no perder la pista a la competencia, dejarse la piel en todos y cada una de los proyectos en los que se participa.

3.- Seguir cultivándose
Las personas que trabajan en una agencia de publicidad, deben conocer al derecho y al revés del mundo en que se desenvuelven, por lo que siempre deben estar buscando nuevas fuentes de donde aprender, como libros, revistas o artículos de internet.

4.- Capacidad de resolver problemas
Un publicista debe resolver problemas con un razonamiento fuera de lo común, es decir no con las típicas respuestas o soluciones. Para triunfar en el universo de la publicidad, es necesario pensar de manera diferente.

5.- Dejar el ego de lado
Las agencias de publicidad están plagadas de “sabelotodos” que se creen dueños de un inconmensurable talento y que disfrutan haciendo sentir “pequeños” a quienes tienen a su alrededor. Sin embargo, los publicitarios verdaderamente grandes son humildes.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL