La relación que mantienen las agencias con las marcas no debe ser de cliente y proveedor, debe ser concebida como una relación estratégica donde la agencia sea considerada como socio para el desarrollo de una buena estrategia de marketing below the line.

Al tener en mente que se trabaja con un socio, la relación será mucho más sencilla, los resultados mejores, la comunicación resultará más efectiva y los tiempos de entrega y pagos estarán listos en tiempo y forma. Pero cuando sucede lo contrario, el trabajo podría tornarse perjudicial, y en el peor de los casos, hasta terminar con enemistades o en una relación no satisfactoria.

Si estás dispuesto a asociarte con una agencia y comenzar a trabajar en beneficio de tu marca, ten en cuenta los siguientes 4 errores que debes evitar en la medida de lo posible.

Considerar el trabajo de una agencia como un gasto, y no como una inversión

Es uno de los peores errores que puedes cometer; pensar que no requieres del trabajo de una agencia que cuenta con capital humano especializado y listo para darte solución y resultados positivos, es algo que no debe suceder.

Hoy, más que nunca, las marcas deben ver en la agencias aliados estratégicos que les ayudarán a lograr sus objetivos ante un target que difícilmente se sorprende y con hábitos de consumo que cambian de manera constante y sin previo aviso, por lo que contar con servicios de agencias BTL a tu disposición jamás representarán un gasto, por el contrario, es una inversión que, en determinado tiempo, te hará notar los resultados que, en ocasiones, superan tus expectativas como marca.

Pensar que entre más grande sea la agencia, es mejor que otras de menor tamaño

El hecho de que sepas que la agencia con la que te acabas de aliar es la de mayor capital humano y la que cuenta con una infraestructura más grande, esto no es sinónimo de que cuente con el personal mejor capacitado para cumplir con tus objetivos, ni es aquella que por tener grandes instalaciones cuenta con las herramientas necesarias para el diseño de una estrategia de marketing.

El buen trabajo en conjunto y una efectiva comunicación no se mide con instalaciones o muchos empleados, se mide en disposición, creatividad, talento, resultados y pasión por su trabajo.

Creer que la agencia es responsable de la estrategia de marketing general

Es cierto que cuando contratas los servicios de una agencia BTL, esta se encarga de llevar a cabo el proceso creativo, la planeación, diseñar las estrategias de marketing y determinar el modo de ejecución, pero eso no significa que la marca sólo da un brief y deja que la agencia se encargue de todo sin que haya un involucramiento mayor por parte de la marca.

Puede haber propuestas por parte de la agencia para agregar, quitar o cambiar ciertas cosas, pero al final es el cliente quien define si se hace o no, basándose en su conocimiento y sensibilización de su mercado.

No dar a la agencia un brief claro y con elementos básicos

Algo que sin duda deben proveer las marcas a las agencias es un brief, ese famoso documento que le hace la vida más sencilla a los creativos cuando contiene los elementos necesarios, pero se vuelve una pesadilla cuando carece de información esencial que sólo el cliente puede proveer como son datos generales de su target, objetivos de la estrategia de marketing, si se trata de un lanzamiento o relanzamiento, entre otro tipo de información que la agencia espera recibir en un brief.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL