Las empresas más grandes destacan por hablar en lenguaje del consumidor, es decir, dan lo que su cliente desea y necesita, pero las empresas de clase mundial sobresalen por hablar efectivamente el lenguaje de sus propios colaboradores.

Es importante que las altas gerencias de las empresas (o agencias) tengan un comportamiento que promueva una comunicación abierta entre todos los individuos de la organización.

Con base a lo anterior, a continuación te presentamos algunas recomendaciones para tener una comunicación efectiva, las cuales se deben seguir al pie de la letra para mejorar la comunicación en el equipo de trabajo.

Sin duda, lograrás tener mejoras en tu comunicación y a mediano plazo desarrollarás tu habilidad comunicativa, ya que serás más asertivo al transmitir tus mensajes de una manera más clara y comprensible.

1. Ordena tus ideas antes de comunicarlas

Este primer paso es fundamental, porque requiere que analices un poco el propósito de tus mensajes Es decir, que antes de hablar pienses un poco lo que deseas comunicar para que tus palabras sean coherentes con lo que tienes en mente.

2. Considera el contexto

Cuando te comuniques con otras personas además de ordenar tus mensajes observa si es el momento apropiado para que otras personas conozcan lo que tú quieres decir. Así de simple.

3. Conoce al receptor

Con esto queremos decir que conozcas lo mejor posible a quien tú deseas comunicarte. De esta manera, tendrás en cuenta sus necesidades, intereses o puntos de vista; además podrás generar un punto en común entre el receptor y tú.

4. Sé congruente

En ese punto es importante destacar que tu conducta sea pertinente con tu comunicación. Por tanto, todo tu lenguaje corporal y verbal debe ser congruente con el mensaje que tú comunicas. Si no lo haces, generarás dudas sobre lo que deseas o necesitas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL