Las estrellas del rock han demostrado su pasión por lo que hacen, son emprendedores natos, innovadores, tienen millones de fans, hacen grandes activaciones, dan mucho de qué hablar, producen resultados y generan ROI. Resultados que hoy en día cualquiera marca quisiera tener. ¿Qué podemos aprender de esta industria?

Más artículos de Alejandro Corona:
Sales Funnel: Marketing con adrenalina,
Geomarketing: El redescubrimiento del Planeta Tierra

1.- Identidad de Marca. Las estrellas de rock son su propia marca. Crean conceptos tan poderosos que se mantienen vigentes a lo largo de las décadas. Sus iconos de marca son como imanes, atraen multitudes. Los logos de las bandas evocan experiencias de marca y atracción emocional, con solo ver las siluetas de los integrantes sabemos de quién estamos hablando.

2.- Packaging. Portadas de vinilos, vestuarios, tatuajes, partes del rostro. Grandes creativos y diseñadores han impulsado conceptos poderosos que en una imagen y pocas palabras dan dado la vuelta al globo y a la vida de millones de personas. Las portadas de los discos compilan la evolución de la cultura, reflejan temas y estilo de vida a los largo de varias décadas.

3.- Consistencia. La esencia y el perfil de solistas y grupos son los mismos a través del tiempo. Su estilo se mantiene pero evoluciona conforme a las tendencias. Encuentran un concepto, es parte de su estilo de vida, creen firmemente en él y lo desarrollan a través de los años. Es la esencia de marca en su máxima dimensión.

4.- Emprendedores. Ahora están de moda, las universidades enseñan emprendurismo, todos los rockeros han sido emprendedores, creen en su proyecto y lo han lanzado al mundo de manera convincente y exitosa. Encuentran su leitmotiv que los lleva a la gloria.

5.- Fans. Es un término que usan desde hace mucho tiempo, antes que Facebook existiera. Un fan hace cualquier cosa por su grupo, puede dormir afuera de un estadio con tal de verlo, transforman la vida de sus seguidores, se levantan y amanecen con ellos.

6.- Poder del video. Le dieron vida a los grandes shows en vivo de la TV, la transformaron en MTV, han sabido subirse a YouTube, sus éxitos tienen millones de vistas pero más importante conectan emocionalmente con los seguidores y logran interacción.

7.- Promos y merchandising. Reyes de mimetizar la música en t-shirts, posters, pero más importante en sencillos. Una canción es como un sampling, capaz de iniciar el rito que concluye en exitosas giras globales. La piratería, que si bien ha causado estragos en la industria, no ha podido opacar a la máxima experiencia de marca de un Rocker: El encuentro en vivo frente a frente con la audiencia en conciertos, antes con encendedores en mano, hoy con smartphones.

8.- Activaciones y mucho PR. Extravagantes, habitaciones de hoteles destrozadas, relaciones amorosas extremas, activaciones fuera de proporción, azoteas, estudios, sitios icónicos, muchos escenarios, conciertos épicos, festivales gloriosos, late shows, noticias, relaciones públicas, notas, notas, notas. Han dado mucho de que hablar.

9.- Regreso a lo básico (back to basics). Regresan a sus raíces y son recibidos con gloria

10.- Abierto para tus comentarios. ¿Qué otro legado crees que ha dejado esta industria al marketing?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL

Artículo anteriorUna app convierte calorías en donaciones
Artículo siguienteFortalezas y debilidades de cada red social
Innovation mover and shaker. Alejandro colaboró en agencias como Ogilvy, Publicis y JWT donde fue Director General de Glue. Lanzó José Cuervo al mercado Hispano y creó Cuervo Tradicional Congelado. Google Champion, speaker para Merca2.0 y catedrático certificado para la Universidad de San Diego y California. Juez de los Effie Awards y Victorias Amapro por 8 años consecutivos. Ha ganado premios en festivales globales. Actualmente es CMO en Aspel (Grupo Carso) empresa de software que atiende a más de 900,000 Pymes. Cuenta con un MBI (Master in Business Innovation 2018). Sigue en twitter a @alexcorona