Una de las frases famosas de Walt Disney fue “Crea un lugar donde los niños quieran ir y los adultos los seguirán”. Hoy día las cifras monetarias de la compañía demuestran la certeza en esta oración, pues de acuerdo con Statista, Disney Company recibió de sus parques y resorts más de 16 mil millones de dólares en 2015.

En este contexto, vale la pena mencionar hasta dónde los niños tienen el control para decidir los lugares a visitar o influir en la decisión de sus padres, ya sea en tiempos de vacaciones, en fines de semana o en celebraciones como la del 30 de abril.

En un estudio realizado por la organización Mundo Joven se obtuvo que de los viajes que se realizan al año, 50% de ellos son familiares y los destinos preferidos son la playa o los parques temáticos.

Los destinos favoritos de playa son la Riviera Maya, Puerto Vallarta y Oaxaca. El destino favorito fuera del país es el Parque Temático Disney en Orlando, Florida, y el gasto promedio para un viaje en familia oscila entre los 20 mil y 80 mil pesos, dependiendo el destino y el número de personas que viajan.

De acuerdo con la investigación, por cuestión de economía, los padres deciden el destino con base en los beneficios que pudieran obtener con los niños. Por ejemplo, es más común escoger entre un “todo Incluido” que un paquete en el que las bebidas y las comidas se pagan por separado.

Otra razón más para seleccionar a dónde viajar se refiere a los atractivos pensados en los menores, como que el lugar cuente con un club de playa infantil, toboganes en las piscinas, salones con consolas de videojuegos e incluso wifi.

Hay que recordar que la mayoría de los planes en el que los niños son incluidos, ofrecen la opción de niños menores de 12 años gratis en la habitación de los adultos o, la comida es gratis para ellos. Lo que resulta muy interesante a la hora de organizar un prepuesto.

Dado que se viaja con menores de edad, los periodos de mayor afluencia son los que empatan con el calendario escolar, es decir, Semana Santa, verano y vacaciones de invierno.

Foto: Shutterstock

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL