Estados Unidos.- Una empresa de máquinas expendedoras apuesta por un sistema digital para operar, utilizando códigos QR y ofreciendo al cliente un punto de venta más parecido a un refrigerador que a una expendedora.

Más noticias sobre máquinas expendedoras:
Coca-Cola cambia refresco por abrazos
Una máquina expendedora para reciclar cosas viejas

Con la intención de ofrecer a los clientes una nueva experiencia de compra en máquinas expendedoras, la empresa ShelfX promociona una máquina donde las personas se olvidan de las lí­neas despachadoras de las máquinas tradicionales y pueden comprar una gama de productos más variada.

Vending Fridge es una máquina expendedora con apariencia de refrigerador que funciona con smartphones. Los clientes escanean un código QR, descargan la aplicación y crean su propia cuenta.

Al hacerlo la app les proporciona un código QR que contiene la información del cliente y su forma de pago. El código del cliente abre la Vending Fridge para que el cliente tome los productos que desee comprar.

La máquina cuenta con el sistema Smart Shelf que identifica qué productos toma el cliente y cuantos, también si el cliente devuelve algún producto o lo cambia por otro.

Al registrar los productos tomados se realiza automáticamente el cobro. ShelfX considera que máquinas como las que fabrica pueden ser ideales para gimnasios, escuelas, oficinas , librerí­as, cafés y otros tipo de negocios y al oferta de productos tan versátil como se desee. Una forma más personal de utilizar las máquinas expendedoras, que seguirán evolucionando para convertirse en un punto de venta más importante de lo que imaginamos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL