Pese a la insistencia del pago digital de marcas como países y sistemas financieros en todo el mundo, la moneda o papel físico siguen siendo parte de nuestra cotidianidad. Sin embargo, las formas de pago cambiarán en algún momento.

Es evidente que en las transacciones de muchos retailers hoy día sigue siendo la moneda física, aunque por otro lado las marcas optan por otros sistemas de pago que les permita agilizar cualquier operación tanta con los consumidores como en su cadena de producción y para sus convenios.

Por ejemplo en Australia entró en circulación “el billete del futuro” que cuenta con tecnología que lo hace casi infalible y duro de falsificar. El diseño y creación fue hecho por el Banco Central de Australia (RBA) la semana pasada, como parte de una serie de medidas tendientes a mejorar la seguridad en las transacciones en efectivo.

 

 

 

El Banco Central de Australia dio a conocer que el billete tiene 8 medidas de seguridad entre las que se destacan una ventana transparente que atraviesa todo el diseño del billete, puntos en relieve para la identificación por parte de las personas con discapacidad visual, y una gran variedad de dibujos dinámicos que cambian como si fueran holográficos, según dónde se observe.

Fotos: Bigstockphoto

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL