Dar la vida por una selfie para redes sociales

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
En algún momento la distancia con el objetivo se perdió, pues antes se requería de alguien más para realizar una fotografía. En esta ocasión, dos muertes más se suman al furor de las selfies; ahora se trata de una pareja polaca que cayó a un acantilado en Lisboa, ante la mirada de sus hijos de 5 y 6 años.

En algún momento la distancia con el objetivo se perdió, pues antes se requería de alguien más para realizar una fotografía. En esta ocasión, dos muertes más se suman al furor de las selfies; ahora se trata de una pareja polaca que cayó a un acantilado en Lisboa, ante la mirada de sus hijos de 5 y 6 años.

Más notas relacionadas con Marketing interactivo:
Marketing interactivo: ayúdale a un tipo desnudo a salvar el pellejo
Receta para Marketing Viral: Un famoso y una idea creativa
Carlsberg bautiza estadio con botella de cerveza gigante ¿real o digital?

Más allá del reporte sobre un par de muertes más a causa de una selfie, lo que hay que analizar son los facilitadores de consumo que provocan estos accidentes. En primer lugar una selfie es un mecanismo que consiste en tomarse la foto uno mismo. En algún momento la distancia con el objetivo se perdió, pues antes se requería de alguien más para realizar una fotografía.

Lo que representa la selfie es intimidad; si se le considera como una expresión de consumo interactivo, el producto es la fotografía instantánea y rápida. Aquella foto que no requiere de nadie más. Es la soledad y el abandono. Pero también es darlo todo por una imagen, por entrar en una ola de consumos en imágenes intercambiables; es la necesidad por devorar y presumir.

Porque finalmente la selfie está hecha para las redes sociales, para tener likes a miles, para “trascender”. Es por eso que se asumen riesgos, que se busca el peligro y la adrenalina. Ya pasó hace con el joven que se intentaba tomar una selfie con una pistola en la cien, pero en vez de disparar el móvil, apretó el gatillo y murió. En realidad falló la selfie, no el arma. Por lo demás no sabemos qué habría pasado si la selfie funciona: ¿se habría disparado para retratar su suicidio?

Ahora, una pareja polaca falleció al subir a un acantilado para tomarse una selfie ante la mirada de sus hijos de 5 y 6 años, reportan diversos medios como la cadena NBC y el diario El Universal; con esto se suma otra tragedia a un fenómeno de consumo que aún no se analiza.

 

Foto: Shutterstock

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.