Las redes sociales cada día adquieren mayor relevancia para la mayoría de la población en todo el mundo. Esto se debe en gran medida porque no sólo han servido como espacios para tener informados en tiempo real al público meta, sino que se han transformado en canales de comunicación muy eficaces para mantener en contacto a las personas. Esta gran relevancia que están tomando estos canales ha sido detectada, observada y analizada por las marcas, que han encontrado en ellas espacios para comunicarse con el consumidor. El modo en el que se usan estas páginas podría cambiar en un futuro cercano con la utilización de la red 5G.

La velocidad y calidad de la red que utilizamos para conectarnos a internet ha cambiado considerablemente en los últimos años. Han surgido nuevas versiones que han permitido que el acceso sea mucho más rápido, portable e incluso más económico. Para comprender de modo más fácil esto simplemente habrá que recordar y contrastar el 3G con el 4 LTE.

Se espera que la red 5G sea mucho más rápida y que la calidad con la que permite la transferencia de datos sea mejor considerablemente. Se sabe que una vez que comience a utilizarse de modo masivo por los usuarios habrá distintos campos del marketing que transitan que evolucionar, como es el caso de las redes sociales.

Los usuarios podrán acceder de manera más sencilla a ellas, lo cual permitirá que pasen más tiempo ahí y consuman una mayor cantidad de contenidos. Las marcas tendrán que buscar nuevos formatos no sólo para permanecer competitivos ante lo que presente la competencia, valga la redundancia, sino que también tendrán que encontrar el modo para captar la atención del público meta.

El modo en el que las marcas se anuncian a través de los banners y otros materiales también cambiará y aprovechará está tecnología para hacer anuncios mucho más dinámicos y atractivos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL