La mercadotecnia, al igual que prácticamente todas las áreas del conocimiento humano, se encuentra en constante evolución. No obstante, su transformación es mucho más acelerada que la de otros campos, en gran medida por lo cambiante del mercado, por las nuevas tecnologías que han surgido y, por supuesto, por el consumidor y todo lo que está relacionado con él, desde sus preferencias, su ideología, sus gustos e incluso sus hábitos de consumo. ¿Qué es lo que podemos esperar en un futuro de él? Habrá que revisar algunas de las posibilidades a las que nos enfrentaremos en algunos años (o, quién sabe, en algunos meses).

La red 5G es algo que aún vive en el imaginario de la mayoría de las marcas y los consumidores, pero que promete generar un nuevo cisma en términos de conectividad. Se espera que con ella aumente la velocidad y la calidad con la que cargan los contenidos en los dispositivos móviles de los clientes. ¿Qué implica esto? Ene la campo del mobile marketing nos muestra que los usuarios serán cada vez más exigentes y sobre todo que buscarán tener todo de manera inmediata. Sí actualmente, dos o tres segundos es el promedio para que cargue un sitio web, con esta tecnología el cliente querrá que este tiempo sea mucho menor.

Con la llegada comercial de la red 5G a distintas partes del mundo, se apuntala el posicionamiento y expansión comercial del internet de las cosas, el cual promete no solo cambiar el voice marketing como lo conocemos hasta ahora, sino que también podría transformar el modo en el que shopper realiza sus compras. ¿Por qué? Pensemos en un refrigerador inteligente, el cual solicita al retailer surtirse cuando están por terminarse los productos en su interior. Prácticamente, el ser humano solo tendrá que limitarse a autorizar o denegar las propuestas que le realice la inteligencia artificial, la cual continuará aprendiendo para ofrecerle opciones mucho más cercanas a lo que prefiere la gente. ¿Cómo será el funnel de compra en un futuro? Es una de las preguntas que tendrán que responder los mercadólogos en los próximos años.

Entre las grandes tendencias que parecen haber llegado para quedar (al menos un buen tiempo) es la creación de productos y marcas que sean mucho más amigables con el medio ambiente. Para satisfacer está necesidad, las firmas deben experimentar con mayor profundidad las opciones que tienen a la mano para innovarse.

Sea como fuere, el cambio en el consumidor se está gestando desde hoy, lo cual debe ser considerado por los mercadólogos para resolver los problemas del mañana.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL