Para dar a conocer nuevos productos, y además facilitar su transportación y conservación, los fabricantes hacen uso de un empaque para cada artículo que habrá de llegar a un anaquel o disponible en una tienda online.

Si bien este elemento ayuda en la promoción de una marca, así como del producto mismo, a fin de hacerlo atractivo para el cliente y que visualmente resulte interesante para el consumidor, antes incluso de concebirse como un medio eficaz para comunicar y promocionar a cierta compañía, el empaque debe garantizar que la transportación e integridad del contenido sea segura.

Para esto, diversos fabricantes han optado por realizar innovaciones y transformarlo en un packaging capaz de mantener en muy buen estado cada producto, haciendo de éste un empaque inteligente.

Este tipo de empaque podría definirse como aquel packaging que, además de permitir una correcta transportación de un producto, también brinda una mayor protección, esto con el propósito de salvaguardar sus propiedades, prolongar su vigencia, preservar su calidad, sin que su composición se vea afectada y sin ser un riesgo para el consumidor.

Adicional a las características antes mencionadas, hay una serie de elementos que ayudan a distinguir un empaque inteligente.

Según el profesor de la Universidad de Minnesota, Ted Labuza, un packaging de este tipo también reacciona ante condiciones ambientales diversas, por lo que al entrar en contacto con el aire, con altas temperaturas u otra, la sustancias y materiales con los que está diseñado y producido habrán de responder a éstas, de manera que el contenido no se vea vulnerado.

Otro elemento que caracteriza a un empaque inteligente es su capacidad de comunicar las condiciones en que se encuentra el producto. Por ejemplo, la empresa Concha y Toro añadió una etiqueta sensible a su botella de vino Sweet Red, la cual al entrar en contacto con el frío, informa la temperatura correcta a la que debe estar la bebida y entonces poder ingerirla.

La adición de códigos para que sean leídos a través de smartphones y haya una interacción digital con el producto, es otras de las innovaciones y cualidades que tienen estos empaques, una tendencia que marcas como Cerveza Victoria y AXE ya han implementado, sin omitir la parte de conservar la vida útil de sus productos.

Según datos del Departamento de Investigación de InformaBTL, 41.9 por ciento de los consumidores en México consideran que la protección y conservación de un producto es el principal objetivo que tiene un empaque, independientemente de si se trata de uno inteligente o no.

Te sugerimos:

Packaging: ¿qué innovaciones son tendencia este año?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL