La creación de campañas digitales ha traído consigo un crecimiento importante de una serie de técnicas y acciones, que tienen como finalidad promover la interacción entre marcas y consumidores, además de beneficiar su branding. En este sentido, el uso de video es una de las más recurrentes y efectivas hoy en día.

Tal como su nombre lo indica, el video marketing es una herramienta de mercadotecnia digital que se basa en el uso de imagen en movimiento, acompañado de audio, el cual es principalmente difundido a través de plataformas en línea.

Es tal el impacto y resultados que brinda este tipo de técnica de contenidos, que las empresas en todo el mundo han incrementado su uso.

Datos obtenidos por la red social YouTube señalan que, en 2018, el 72 por ciento de las empresas que han usado video marketing afirmaron que aumentaron la conversación con sus consumidores, gracias a esta herramienta audiovisual, además de que cerca de un 70 por ciento de los consumidores aseguraron que han compartido videos creados por marcas.

Beneficios del video marketing

Solo en México, al término del año pasado 40.9 por ciento de la inversión en pauta publicitaria digital se destinó a la creación de videos, siendo esta técnica la más utilizada ese año, de acuerdo con la firma de consultoría PwC.

Luego de los datos antes mostrados y considerando la creación de videos como una tendencia de marketing en medios digitales, la pregunta que surge es ¿qué ha llevado a las marcas a crear videos y que estas piezas de contenido sean básicas en sus campañas?

Además de beneficiar la interacción entre empresa y público, persuadir al cliente a que realice una compra de algún producto de la marca que aparece en el video, es uno de los propósitos que se pueden conseguir si el contenido es atractivo y guarda relación con la audiencia. Según Cyberclick, 90 por ciento de los usuarios aseguran que mirar un video les es útil al momento de tomar una decisión de compra, además de que un 64 por ciento sí tienda a adquirir algún bien o servicio de la empresas que se promociona mediante videos.

Otro beneficio que se obtiene con este tipo de contenido audiovisual es la cercanía y confianza que se generan, ya que al mostrar la imagen de la marca, de sus productos y que esté acompañado de una voz, da la sensación de estar en contacto directo con la compañía, lo cual genera cierto nivel de certeza.

Para aumentar el tiempo que pasa un consumidor en una página web, la integración de video es una manera efectiva de conseguirlo, algo que puede llevar al usuario a tener una acción posterior, la cual puede ir desde compartir el contenido como una compra, suscripción, descarga, entre otras.

En términos de posicionamiento en buscadores, un video también ayuda a que cierta página y marca aparezcan en los primeros lugares del buscador, algo que traerá consigo un mayor tráfico

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL