Hay áreas en los establecimientos que generan una mayor afluencia de personas sin la necesidad de contar con la presencia de vendedores, activaciones u ofertas especiales

Es probable que esto en un principio no suene tan real. Sin embargo, es preciso decir que hay áreas en las tiendas que son vendedores silenciosos, ya que sin la necesidad de generar grandes esfuerzos de marketing en estos lugares es posible aumentar las ventas a través del visual merchandising, es decir, de la comercialización visual, pues el consumidor al visitar la tienda se sorprende en ese espacio, visto que se le muestran aquellos productos que solucionaran algunos de sus problemas en la vida.

Se trata de los puntos calientes de una tienda, estos lugares se caracterizan por captar la atención del consumidor y aumentan significativamente las ventas. Según expertos, en estas áreas usualmente se muestran aquellos productos con las marcas más atractivas o las características que atraen en mayor medida la atención del consumidor. También destacan por contar con una comunicación visual muy atractiva desde la exhibición, hasta el uso de material POP que maximiza aquellos mensajes clave que generarán posteriormente la acción de compra.

Los puntos calientes suelen encontrarse en la entrada de las tiendas. Es posible que al visitar un supermercado te hayas percatado que el departamento de electrodomésticos o equipo de electrónica se encuentra al comienzo de la tienda, dado que de esta manera se genera la entrada a la tienda, además de incentivar las compras impulsivas.

En efecto, los puntos calientes son áreas donde se concentra un mayor número de personas impulsados por el interés en los productos exhibido. Mientras que los puntos fríos son espacios donde es más difícil que el consumidor visite durante su viaje de compra. En estos lugares es donde se suelen realizar mayores esfuerzos de marketing para impulsar la visita del consumidor o aumentar la rotación de producto.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL