Aunque no se trate de un sitio noticioso, toda empresa o marca está obligada a verificar la veracidad de sus fuentes para garantizar que su contenido es real.

De acuerdo con el Content Marketing Institute, el marketing de contenido es una de las aristas de la mercadotecnia interactiva que se enfoca en la creación, distribución y difusión de contenido y mensajes de gran valor, con datos relevantes para el target, teniendo como principal objetivo atraer y mantener la atención de un público meta, a manera de despertar en los consumidores una acción rentable.

Hoy en día, con las redes sociales como uno de los medios para informarse e interactuar en tiempo real más consultados por la sociedad, la información viaja a una velocidad no vista antes, y dada la velocidad a la que circula a información, muchos medios, empresas o marcas dejan de lado la verificación de datos y dan por hecho que su contenido es verídico.

Pero esto no se limita a las redes sociales. Datos de Statista indican que, hasta septiembre de 2016, el blog era el medio líder en cuanto a desarrollo y difusión de marketing de contenido, con un 80 por ciento del contenido total generado, seguido del video y whitepaper, con un 62 y 57 por ciento, respectivamente.

Como es visible, el nivel de importancia del content marketing es alto, dado que dichos formatos son de los más consumidos por los internautas a nivel mundial, y ante un aumento en los fake news que circulan en Internet, es necesario que quien se encarga de desarrollar contenido sea responsable y ético con el público.

Aún si tu empresa o marca no tiene un estilo noticioso, ¿por qué no debe omitirse la veracidad de nuestro contenido?

Imagen de por medio

Al desarrollar content marketing que no sea verificado y resulte que la información es falsa o carece de sustento, la reputación e imagen de una marca puede verse seriamente afectada, tal como sucedió con algunos medios en México, quienes publicaron imágenes, supuestamente de los saqueos a tiendas minoristas, registrados a inicios de enero de este año.

La audiencia se percató de que las fotografías eran de otro país, lo que causó burlas, críticas y desconfianza por parte de la sociedad.

Mayor atención a lo malo

Los seres humanos solemos atender o percatarnos de la información o acciones negativas de algún medio o marca que enfocarnos es los aciertos.

Cada marca y agencia deben trabajar conjuntamente para ser muy cautelosos al momento de generar content marketing para no caer en errores de información.

Responsabilidad y ética con el público

Marcas, empresas y medios tienen la obligación de verificar la información y corroborar sus fuentes para que su contenido no carezca de veracidad, pero sobre todo porque se deben a su público o target y es responsabilidad de quien genera content marketing ofrecer información confiable, además de relevante, atractiva e innovadora, ya que muchos consumidores toman decisiones en base a lo que ven y escuchan del marketing de contenido.

Compartir información errónea

Si no hay una verificación de la información y ésta se comparte con más personas, se formarán una gran cadena de desinformación que hará de tu contenido una mentira, al cual puede costarte no sólo dinero, sino tu reputación.

Y si este contenido falso se hace viral, el alcance e impacto será aun mayor, pero bajo una premisa falsa que el público no se merece.

Según datos de PQ Media, los ingresos por servicios de Content Marketing podría llegar a los 50 mil millones de dólares en 2019 a nivel mundial.

Se llegue a esa cifra o no, lo importante es que al momento de crear marketing de contenido no se olvide el respeto y compromiso que se debe tener con el target al desarrollarlo, y que si se cae en verdades a medias, se tiene que asumir la responsabilidad y tratar de enmendar el error.

 

 

 

 

 

 

 

 

 




SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL