Año con año las empresas solicitan profesionales con ciertas competencias y habilidades, éstas cada vez más específicas, por lo que las universidades y escuelas de educación superior han buscado la forma de reestructurar sus planes de estudio y así preparar a los alumnos, situación que no pasa inadvertida para el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Esta institución educativa es considerada una de las instituciones más importantes de México, esto gracias a los líderes de opinión y profesionales en diversas áreas del conocimiento que han egresado de sus aulas.

Pese a esto, el ITAM no logra repuntar en sus calificaciones como institución de educación superior del país.

De acuerdo con datos de la AmericaEconomía Intelligence, este año dicho instituto tecnológico se ubicó en el sitio número 18 de la lista de las mejores universidades de México, obteniendo un puntaje de 57.8 en términos de calidad docente y 25.6 puntos en investigación, ranking en donde la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aparece como la escuela líder por cuarto año consecutivo, con un puntaje de 59.6 en calidad docente y 100 puntos en cuanto a investigación se refiere.

Exceso de trabajo, lo que prevalece en el ITAM

El pasado 11 de diciembre una estudiante del Instituto Tecnológico Autónomo de México cometió suicido, según informa el periódico de la universidad, El Supuesto, algo que aparentemente se atribuye a una carga excesiva de trabajo, a la cual han tenido que someterse los alumnos, según señalan los propios estudiantes a través de redes sociales y dicho medio.

Los alumnos han expresado su inconformidad ante dicha sobre carga, misma que han señalado perjudica la salud mental de los estudiantes, algo a lo que dicen la casa de estudios no ha puesto atención, situación que los llevó a declararse en paro total, según señala El Financiero.

Estrés y Síndrome de Burnout, el pan de todos los días

Tanto en los espacios de trabajo como en aulas de universidades, el estrés es un mal que aqueja a hombres y mujeres por igual, lo cual ha derivado en condiciones psicosomáticas cada vez más graves, hasta llegar al conocido Síndrome de Burnout, en el cual las personas manifiestan un agotamiento crónico y prolongado, así como sentimientos negativos relacionados con el trabajo y una reducción en su rendimiento.

Ante las consecuencias que derivan de este problema, en mayo de 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo reconoció como enfermedad y la incorporado a su Clasificación Internacional de Enfermedades, lista que es utilizada para establecer estadísticas sanitarias y tendencias y que se encuentra compuesta por médicos expertos en diversas disciplinas de todo el mundo.

Te sugerimos: Síndrome de burnout ya es reconocido como enfermedad por la OMS.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL