packaging alimentos
packaging alimentos

Más allá de ser visualmente atractivo, el packaging de un producto también sirve como una tarjeta de presentación para una marca. Por este motivo, hay que cuidar cada uno de los elementos que lo componen. Una de las tendencias de empaques que está cada día ganando terreno es que sean sustentables, cuestión que no sólo es atractiva para las empresas por las ventajas económicas que muchas veces implica el utilizarlos, sino también para los clientes.

¿Por qué tanto las empresas como los clientes deben optar por el packaging sustentable? Quizá es esta una de las principales preguntas que se vienen a la mente. La respuesta es muy sencilla: por medio de estos empaques amigables con el medio ambiente, se cuida el planeta en el que tanto empresas como consumidores viven; esto genera una mayor calidad de vida y condiciones de desarrollo.

Visto exclusivamente desde la perspectiva de las marcas, un packaging sustentable también ayuda a dar un mensaje claro: que se está comprometido con el ambiente y que se está trabajando no sólo en atender las necesidades de los clientes, sino que también se está buscando un mundo mejor para todos.

Una de las ventajas que ha proporcionado un packaging sustentable es que ha servido para crear empaques que son visualmente muy atractivos y llamativos, los cuales también puede ser considerablemente más duraderos. Esto, sin lugar a dudas, es una de las grandes ventajas que presenta este tipo de objetos, el principal motivo es que, en el lineal, sobresaldrán claramente, lo cual puede servir para que el cliente elija dicho producto.

Cabe mencionar que también el packaging sustentable, sumado a un diseño atractivo y funcional, puede hacer que las personas decidan conservarlo, lo que genera una muy importante presencia constante de la marca en el día a día de los clientes.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL