En Australia, el artista Igor Mitin revolucionó la idea del packaging tradicional al crear un empaque que no sólo llamaría la atención de los shoppers sino que hasta los engañaría.

Mitin trabajó en un empaque para la marca de botas Fisherman, un tipo de calzado producido especialmente para pescadores, así que el objetivo del diseñador era crear una caja que comunicara las propiedades del producto y al mismo tiempo captara la atención de los consumidores.

El reto era mostrar que las botas Fisherman evidentemente aíslan el agua, pero que también brindan protección en contra de animales peligrosos y residuos dañinos, es por ello que Mitin creó una caja que simula un estanque con pirañas, anguilas y cangrejos donde se encuentran sumergidas las botas.

La imagen está acompañada del copy: “Protects from water and even more” (Te protegen del agua y más).

package

package 2

Fuente: Packaging of the world

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL