Una de las razones que convierten a un vendedor poco hábil en un vendedor exitoso es la manera de presentar sus productos o servicios. Porque no se trata de cerrar entrevistas con extraños, se trata de cerrar ventas. La venta es un proceso continuo y cada paso cuenta.

Y así como cada paso cuenta para llegar a cerrar una venta, cada palabra que uses también te acerca o te aleja de ese logro.

Las palabras correctas pueden inducir a tu prospecto a imaginar los beneficios de tu producto o servicio. Sin embargo, también pueden causar una mala reacción en el prospecto y hacer daño a tu presentación de venta.

Dado que, las palabras pueden hacer que tu presentación sea un éxito o un fracaso, a continuación te mostramos qué frases no deben existir en tu vocabulario.

Frases que no deben existir en tu vocabulario

  • Qué le vamos hacer.
  • A ver qué pasa…
  • Las cosas van de mal en peor.
  • ¿A dónde vamos a llegar?
  • Ese no es mi departamento.
  • Así es la cosa.
  • No creo que se pueda.

Asimismo, las siguientes palabras deberías ahora mismo tratar de evitarlas durante una presentación porque pueden causar una mala reacción en el prospecto (y no queremos eso, ¿verdad?).

  • Responsabilidad
  • Contrato
  • Vendido
  • Enganche
  • Obligación
  • Vender
  • Comprar
  • Trato
  • Pago
  • Pérdida

Por otro lado, estas son algunas palabras que debes agregar a tu vocabulario para tener una presentación poderosa.

Palabras poderosas para tu presentación

  • Comprobado
  • Garantizado
  • Resultados
  • Comodidad
  • Ganancias
  • Ventaja
  • Valor
  • Merecer
  • Garantía
  • Beneficios

Recuerda que tus palabras deben pintar en la mente de tu prospecto una fotografía detallada de los beneficios de tu producto o servicio.

Porque no es el pago mensual, es la inversión mensual. No es el contrato, es el acuerdo. No es una ganga, es una buena oportunidad.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL