La no intrusividad, creación de contenido relevante y útil y que éste sea entregado al cliente de forma atractiva, son algunos de los objetivos que cientos de marcas en todo el mundo buscan conseguir. Para ello, hay una estrategia que ayuda a lograr no solo los propósitos mencionados, sino también a mejorar el branding y a impulsar la recordación y futuras compras: native advertising.

Como parte de la mercadotecnia interactiva, el native advertising se puede definir como aquella estrategia de contenido, creado por empresas o agencias, que a través de anuncios sencillos y no intrusivos, dan promoción a una marca, productos y servicios.

Una de las mayores cualidades de este tipo de marketing es su sutileza, al momento de ser creada, ya que la información ofrecida al target no tiene el formato de un anuncio publicitario tradicional; en este caso debe pasar desapercibido, es decir, no sugerir que se trata de un contenido pagado ni con la intención de que se dé una compra.

Native Advertising, por un contenido no intrusivo

Hoy en día, la saturación de mensajes es uno de los mayores problemas a los que se enfrenta una marca, además de ser una situación negativa a los ojos del consumidor que ante tal exceso, puede omitir cierto tipo de contenido y con ello hacer que una campaña no registre buenos resultados.

Para esto es necesario que las compañías miren hacia la creación de contenido o native advertising que dé valor agregado al consumidor y no solo mensajes que lleven explícitamente la intención de motivar una compra. De acuerdo con la Online Publishers Association, un 53 por ciento de los usuarios se sienten mucho más atraídos por publicidad nativa que por formatos tradicionales.

Similar a lo que sucede con las campañas de mercadotecnia de contenidos, el native advertising le da a una marca diversos beneficios, entre los que destacan los siguientes.

  • Logra captar y retener la atención del consumidor.
  • Al ser discreta la promoción hacia una marca, el target recibe de mejor manera el contenido o mensaje.
  • Ayuda a generar más tráfico hacia un sitio web.
  • Eleva el alcance haci otros segmentos del mercado.
  • Le permiten a una marca tener mayor visibilidad, ya que se trata de contenido mejor integrados.
  • Brinda al usuario una mejor navegación, lo cual deriva en más tiempo de atención hacia el native, esto gracias a un contenido relevante, sin incentivar explícitamente la intención de compra.
  • Le da a una marca más datos para un conocimiento detallado del target, esto gracias al análisis de las reacciones de los usuarios que han respondido al contenido ofrecido.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL