El coronavirus se ha convertido en una amenaza para las operaciones de múltiples empresas en China. Un virus que pone en peligro no solo la calidad de los productos que se venden en esa parte del mundo, sino también la salud de los clientes

Luego de que confinaran a 20 millones de personas alrededor de Wuhan en China, debido a las víctimas mortales que se registraron en todo el país, según la Comisión Nacional de Salud de china. A pesar de que la Organización Mundial de la Salud ha descartado designar una emergencia internacional por el brote del coronavirus, que se originó en la ciudad china de Wuhan, se ha solicitado estar alerta ante la expansión de la enfermedad.

Hasta el 23 de enero, se detectaron contagios en China, Japón, Corea del Sur, Hong Kong, Vietnam, Singapur, Macao,Wuhan, Canadá, Estados Unidos (Seattle y Los Ángeles), y México (Jalisco, Michoacán y Ciudad de México), según datos de El Universal.

El brote del coronavirus afectó las operaciones de empresas como Zara, siendo China el segundo país donde tiene más tiendas en el mundo, así como British Airways, Lever y Aer Lingus.

Sin embargo, en el mercado chino una de las marcas que ha implementado medidas de prevención ante la expansión de este virus es McDonald’s, que ya suspendido sus operaciones en cinco ciudades de china: Wuhan, Ezhou, Huanggang, Qianjiang y Xiantao. “Reaunudaremos las operaciones de nuestros negocios según el desarrollo de la epidemia”, dijo la marca a Business Insider.

McDonald’s es una de las marcas preferidas del consumidor chino de comida rápida. Una encuesta realizada por Cint Insight Exchange muestra las marcas que más visita el consumidor en China, y son las siguientes: KFC (70.31 por ciento), McDonald’s (58.01 por ciento), Pizza Hut (50.54 por ciento), Burger King (34.95 por ciento), entre otras.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL