El material POP es una herramienta fundamental en el punto de venta que permite, en este sentido, a las marcas comunicar determinados mensajes al consumidor.

El material POP se suele colocar en un mostrador; por ejemplo, si hablamos de un lugar de comida rápida, el material POP indicará el menú que ofrece el negocio, el cual puede ser pizzas u otro tipo de comida. Por otro lado, si hablamos de un negocio que se dedica a vender ropa deportiva, el material POP mostrará los últimos lanzamientos de las marcas, con la finalidad de que el consumidor conozca las últimas tendencias en moda deportiva.

En definitiva la presencia del material POP en el punto de venta es crucial para que el consumidor pueda elegir rápidamente el producto que desea adquirir. Una mala colocación o mensajes sin la capacidad de comunicar claramente el producto o la promoción, no causarán un impacto en la toma de decisión de compra.

De tal manera que las marcas deben procurar que sus mensajes tengan las señales adecuadas para que el consumidor perciba de la manera más adecuada los mensajes que se pretenden difundir.

Te recomendamos: ¿Cómo integrar al material POP en una estrategia de visual merchandising?

La implicación de profesionales de la comunicación y de la mercadotecnia eficientarán los procesos de la elaboración de los mensajes. El material POP junto con el diseño implementado y la retórica otorgarán un mayor valor al mensaje; y por supuesto, más allá de la comunicación que se generará en el punto de venta, esta herramienta permitirá que el negocio adquiera una presencia más atractiva para el consumidor. De modo que en merchandising, es decir, todos los elementos que se encuentran en el punto de venta crearán una atmósfera que incentive al consumidor a recorrer la tienda o que presencie por unos momentos la experiencia de la marca.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL