Las empresas buscan día a día una nueva y mejor manera para poder llegar a sus consumidores. La idea principal es denotar creatividad, utilizando el menor presupuesto posible.

Esta ideología debe estar más presente en las pequeñas y medianas empresas, debido a que, según la Comisión Económica para América latina y el Caribe (CEPAL), el 99% de las empresas en América latina son Pymes.

Debemos tomar en cuenta que las pequeñas y medianas empresas invierten una mínima cantidad monetaria en mercadotecnia. Todo esto nos lleva a pensar ¿Con qué estrategia podemos hacer más impacto, utilizando menos recursos?

La solución podemos encontrarla en el Marketing de guerrilla.

Jay Conrad Levinson, padre del Marketing de Guerrilla lo define como:

El uso de métodos no convencionales, tales como la inversión de energía en lugar de dinero

Con esta herramienta, arista del BTL, podremos lograr un impacto mayor y una interacción genuina con el target que tiene cada empresa en su respectiva industria.

¿Qué hacer y cómo?

Tomando en cuenta que la inversión económica es mínima, debemos maximizar los esfuerzos en energía y creatividad. Para esto debemos visualizar el entorno de nuestro público objetivo: Saber los lugares que frecuentan, los medios de transporte que utilizan, conocer en qué horario podríamos encontrar una mayor afluencia que disfrute de la acción que se realizará.

Una vez que se tiene estudiado el entorno, podemos echar a volar la imaginación, y pensar en cada posibilidad, alternativa y/o escenario posible para cautivar al target.

En las siguientes imágenes podemos observar un claro ejemplo que, con una impresión y una manera creativa de ver las cosas, se pueden hacer grandes cosas.

Sigue leyendo en la siguiente página.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL